La Ferieta de Ainsa, una tradición arraigada desde el siglo XI

La entrega de carrascas, conferencias o el tradicional Cross de la Ferieta son algunos de los actos programados para este domingo, 1 de febrero, durante la celebración de la Ferieta de Aínsa, en la que está previsto que participen un total de cuarenta expositores. Certamen que en esta edición incluye como novedad las subastas, a las que se les quiere dar continuidad, con el objetivo de dar a conocer las razas y variedades autóctonas aragonesas.

La historia de esta tradicional feria se remonta al siglo XI. Desde tiempos inmemoriables la localidad de Aínsa ha tenido la potestad de celebrar ferias, algunas de ellas ya desaparecidas. La Ferieta de Aínsa también ha sufrido épocas de altibajos, sin embargo en los últimos años esta cita ferial ha cobrado fuerza con la asistencia, cada vez mayor, tanto de público como de feriantes.

La compraventa de ganado y productos agrícolas ha dado paso a la venta de productos artesanos y de calidad, según explica Sergio García, organizador del certamen, ?con el objetivo de aprovechar nuestros recursos, que cada vez despiertan más interés entre el público?.

El inicio de la Ferieta lo marca el tradicional reparto de caldo de gallina de Sobrarbe a las 10:00 horas, en la Plaza Mayor. A continuación tendrá lugar la décimo quinta edición del Cross de la Ferieta y la entrega de carrascas a los niños, encargados de plantarlas en los alrededores de la localidad.

Las conferencias es otro de los atractivos durante la ferieta. La primera de ellas, ?Recuperando el pasado para construir el futuro?, estará a cargo de Ricardo Revilla y José Luis Alonso. Una charla informativa que versará sobre la recuperación de las razas y variedades autóctonas aragonesas.

Por la tarde, tendrá lugar la conferencia que lleva por título ?Frutales autóctonos de Sobrarbe?, que estará a cargo de Pilar Errea. Una de las novedades que se incluyen en esta edición es la subasta de vacuno pirenaico, gallina de Sobrarbe y frutales autóctonos, que se llevará a cabo en el Castillo de Aínsa. ?Una iniciativa con la que se pretende recuperar, -comenta García-, las razas y variedades propias de nuestra tierra?.

Una jornada festiva en la que los asistentes podrán disfrutar, además, saboreando los productos artesanales expuestos en cerca de cuarenta puestos, instalados en la Plaza Mayor de la localidad.

Comentarios