Detenidos en Huesca 14 personas acusadas de infringir la ley de extranjería

Funcionarios del Grupo Operativo de la Unidad de Extranjería de la Comisaría de Policía de Huesca procedieron el pasado miércoles a la detención de un total de 14 personas -una de nacionalidad española, otra angoleña y doce ecuatorianas- acusadas de infringir la Ley de Extranjería. En la operación, coordinada por la Subdelegación del Gobierno en Huesca, también han colaborado inspectores de la Dirección Provincial de Trabajo.

Las investigaciones se iniciaron cuando dos ciudadanos brasileños acudieron hace dos meses a la Comisaría de Policía de Huesca para denunciar que habían venido a trabajar en la construcción a la capital altoaragonesa, tras recibir una oferta de empleo de un individuo de Lisboa, comprometiéndose a pagarle 500 euros por las gestiones.

Una vez en Huesca, contactaron con uno de los detenidos, Daniel C. e iniciaron su trabajo en la construcción, pero no obtuvieron contrato laboral alguno. Además, les obligaron, bajo amenazas, a trabajar, pese a sufrir uno de ellos una lesión en una mano que, finalmente, resultó ser una fractura. Este hombre hizo constar que, para ser atendido en el Hospital San Jorge, Daniel C. le prestó una tarjeta sanitaria a nombre de un ciudadano portugués, aleccionándolo para que diera el mismo nombre que figuraba en la tarjeta y ofreciéndole 20 euros para un taxi.

Al ver esta situación adversa y las amenazas que estaban sufriendo, los denunciantes decidieron abandonar el país, no sin antes poner los hechos en conocimiento de la Policía, elevándose las actuaciones tramitadas a la Autoridad judicial competente.

Como resultado de las gestiones policiales, se averiguó que el detenido Daniel C., de nacionalidad angoleña y con residencia legal en España, era el empresario contratador. En las mismas pesquisas se determinó que el detenido tenía más obreros repartidos en dos construcciones de Huesca y Tierz y que, pese a decir éstos que eran de nacionalidad portuguesa, en las vigilancias realizadas por los agentes de las Fuerzas de Seguridad, quedaba patente que sus características físicas reflejaban, sin duda alguna, su procedencia hispanoramericana.

Tras la detención de Daniel C., la Policía de Huesca, junto a inspectores de la Dirección Provincial de Trabajo, procedieron a la identificación de todos los trabajadores de ambas obras y a la detención de cuatro personas en Tierz y ocho en Huesca, por una supuesta infracción de la Ley de Extranjería.

Una vez en la Comisaría, ante la imposibilidad de mantener la supuesta nacionalidad portuguesa, todos ellos acreditaron ser ecuatorianos, por lo que se les ha instruido un expediente de expulsión de España.

Durante las diligencias policiales se han localizado fotocopias de cartas de identidad portuguesas con la fotografía de once de los detenidos, supuestamente facilitadas por el primer detenido, reconociendo otro de ellos que usaba un documento de un hermano suyo que actualmente reside en México.

Igualmente, ha sido detenida María Pilar P.N., administradora de la empresa de construcciones de la que es socio constituyentes Daniel C. y cuyo domicilio social está ubicado en Zaragoza.

Todos los detenidos, una vez que prestaron declaración, fueron puestos en libertad, excepto Daniel C., que ha pasado hoy a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Huesca.

Comentarios