Más de 2.000 personas se concentran en Artieda contra el recrecimiento de Yesa

2004012425 Artieda.jpg

Bajo el lema ?Todos somos Artieda? y otras consignas como, ?nos roban nuestras tierras?, ?nos quieren sacar de casa?, las gentes de Artieda y la comarca de la Jacetania se han concentrado en esta localidad, para defender nuevamente la dignidad de la montaña y lo derechos de un pueblo que quiere seguir viviendo en su municipio, y con el lema de ?No al recrecimiento de Yesa?. Pedro Arrojo, uno de los impulsores de la Nueva Cultura del Agua y premio Goldman de Medio Ambiente, no se ha perdido esta cita en la que ha afirmado que ?exclusivamente con el diálogo conseguiremos hacer frente al problema de los embalses?.

Numerosos vecinos de las comarcas cercanas y personas de otros territorios concienciadas con el problema del recrecimiento no han faltado a la cita hoy en Artieda. Entre ellos una de las máximas personalidades defensoras e impulsoras de la nueva cultura del agua, Pedro Arrojo, quien ha manifestado que ?quien no está de acuerdo con la nueva cultura del agua es un desalmado?.

Arrojo ha definido esta jornada en total concordancia con el lema elegido, ?Todos somos Artieda?.

Además, Arrojo ha continuado afirmando que el Partido Popular con la continuación del PHN lo que quiere es dividir el movimiento popular de oposición a este plan, y para ello ha dicho, ?exclusivamente con el diálogo podremos luchar todos unidos contra el problema de los embalses?.

Por su parte, el alcalde de Artieda, Luis Solana, ha querido resaltar que ésta ha sido una semana positiva porque la respuesta de la gente ha desbordado todas las previsiones.

Además, aunque los habitantes de Artieda saben que la CHE a continuar con los trámites administrativos para la expropiación, ellos no se van a quedar atrás, y el siguiente paso es el Tribuna Superior de Justicia de Aragón, siempre bajo una línea ?pacífica y argumentada?.

La expropiación forzosa de 315 hectáreas que va a realizar la confederación Hidrográfica del Ebro, para acometer la obra del recrecimiento de Yesa, supone la pérdida de un 24% del término municipal y más de un 50% de sus tierras de cultivo, que corresponden a las mejores de cereal, huerta y vega. Con estas expropiaciones se vuelve a repetir en la Jacetania la situación que hace 50 años vivieron los pueblos vecinos y hoy abandonados de Tiermas, Ruesta y Esco.

Las gentes de Artieda han recordado que esto está sucediendo a pesar de la presión judicial que hay sobre el recrecimiento, cuyos máximos responsables van a ser juzgados en breve por la Audiencia de Madrid.

Además, los actuales habitantes de estas tierras, han recordado que estas expropiaciones tienen una clara intenciaonalidad política en vísperas de unas elecciones y buscan un castigo para el pueblo de Artieda que desde el primer momento se ha opuesto al recrecimiento.

Comentarios