Cartas al director: Inversiones del Ayuntamiento

TIRANDO EL DINERO

Antonio Campelo de Mena, Miembro del Consejo Político Local de Izquierda Unida

Es el mismo alcalde que impidió que se encargara un estudio previo para el aparcamiento de la Plaza de San Antonio. Sin este estudio, como se le advirtió en su momento, ninguna empresa se aventuró a presentarse al concurso convocado por el Ayuntamiento de Huesca. Una obra que podía estar en marcha y que gracias al criterio ?ahorrador? de Fernando Elboj no hay la más mínima perspectiva de que comience a corto ni a medio plazo.

De auténtico escándalo podemos calificar lo que pretende el PSOE oscense con su Alcalde a la cabeza. De escándalo, dilapidación del dinero público y, sobre todo, de falta de ideas y proyectos, de estar completamente perdidos y no saber como resolver este asunto. Me estoy refiriendo, en concreto, al tema de las Harineras. No hace mucho escribí un artículo sobre este asunto y decía que el PSOE no sabía que hacer con el tema y que, pidiendo auxilio, tenía pensado contratar a una empresa para que le resolviese el tema de las Harineras. Ya se sabe, unos señores de bata blanca, presumiblemente de Madrid, eso sí de gran objetividad, que le dirán a ?este alcalde? como tiene que hacer política. Es más, lo que se mirará será la rentabilidad de la operación para los constructores, ya que para eso se les contrata y si tienen que desaparecer unos cuantos puestos de trabajo... pues bueno, eso es el precio de la modernidad. De hecho ya estamos acostumbrados a estas gestiones del PSOE. Recuerden que ese fue el argumento de la reconversión industrial de los Altos Hornos, de los astilleros, de las minas de carbón... Y además con la coartada perfecta: ?No somos nosotros, es un equipo técnico, muy objetivo, el que lo dice?

Pero no digo que esto es un escándalo por el futuro (ya sé que en esto juego con ventaja, los conocemos bien, de hecho hemos gobernado con ellos durante cuatro años), digo que es un escándalo por el precio. En el otro artículo que escribí sobre este tema, terminaba ironizando que el dinero con el que pagarían este estudio sería el de la rotonda del Eroski, ese que han pagado los comerciantes al Ayuntamiento, (obra que tenía que haberse ejecutado hace más de 6 meses y de la que todavía no hay nada en marcha).

Pues bien, resulta que pretenden pagar por el estudio 200.000 euros, más de 33 millones de las antiguas pesetas. Para que se hagan una idea, es casi el dinero que efectivamente cuesta la esperada rotonda. Pero para tenerlo más claro. La empresa que se contrató para estudiar el PGOU, todo el Plan de Huesca a finales de 2000 cobrará 262.341,79 euros, 43.650.000 ptas. de las viejas. ¿Cómo es posible que un estudio de un polígono le cueste al bolsillo de los contribuyentes unos 60.000 euros (10 millones de ptas.) menos que el estudio de toda la ciudad? Todo porque no se atreven a desarrollar el Plan General que ellos mismos votaron. Para la ejecución de lo que el Plan marca para la zona existe una propuesta de Izquierda Unida que contaba, en un principio, con el visto bueno de las empresas harineras y con apoyo sindical. ¿Dónde radica el problema?; que no gusta a los intereses especulativos que acechan y que no están dispuestos a colaborar en el traslado de las industrias. Más bien prefieren esperar a su desaparición para así contar con unos terrenos de alta edificabilidad sin ningún tipo de carga.

Es desde luego un verdadero escándalo. Son muchos euros, que bien empleados arreglan muchos baches, o reponen papeleras, o puntos de luz, o... y que veremos dilapidar por falta de ¿imaginación, compromiso, propuestas, valentía, capacidad de gestión, decisión, autoridad? O, sencillamente, por tener un absoluto desconcierto respecto al urbanismo oscense. El tiempo dará la razón a unos u otros, pero todo apunta a que los de siempre volverán a mandar en nuestra ciudad.

Comentarios