Victoria trabajada de Forcusa Huesca (34-30) sobre Anaitasuna

2004012424 bmhuesca.jpg

El conjunto oscense tuvo que pelear a tope durante todo el encuentro para sumar una nueva victoria ante los navarros. El partido se decidió en la recta final debido a la mayor calidad de los jugadores del Forcusa. Un triunfo que permite a los de Toni Busto situarse de nuevo en la segunda plaza al empatar este sábado el Sa-Fa de Madrid en la pista del Arrate.

El partido ante Anaitasuna fue complicado. Los navarros sabían muy bien como hacerle daño al BM Huesca y comenzaron tomando la iniciativa en el marcador con un 0-3 primero y luego un 2-5 que no hacía presagiar nada bueno. Comenzó poco a poco a meterse en el partido el conjunto local que terminó llegando al descanso con una mínima ventaja en el marcador.

En el segundo tiempo, los visitantes hicieron goles con facilidad ante la vulnerable defensa del Forcusa Huesca. Toni Busto se vio obligado a situar a Chema Jiménez como central y con Castillo en el pivote en ataque varió el esquema habitual del equipo. Además, Jorge Vendrell no tuvo su día y el equipo lo acusó. Las diferencias eran cortas hasta que aparecieron los colegiados que frenaron la dura defensa visitante con varias exclusiones que aprovechó el Forcusa para irse con cinco goles arriba que parecían definitivos.

No fue así y hubo que sufrir en la grada y pelear en la pista para mantener la ventaja y llevarse un partido ante un rival que demostró que la reacción que ha tenido en las últimas semanas no era una casualidad. Al final 34-30 y dos puntos que vuelven a situar a los oscenses entre los dos primeros. La lucha se presume muy dura y el encuentro en casa con el Sa-Fa puede ser vital para conseguir una de las posiciones de fase de ascenso.

Comentarios