“El Reino del Cielo” deja Loarre

2004012424 ScottHomenaje.jpg

El realizador Ritley Scott y el actor Orlando Bloom abandonan hoy, después de comer, la provincia de Huesca. Los otros cuatro actores del reparto principal Liam Neeson, David Thewlig, Kevin McKidd y Juoko Ahoa, del filme junto con Eva Green, se marcharon ayer rumbo a Segovia, próximo lugar de rodaje.

Scott y Bloom han estado esta mañana por última vez en la fortaleza medieval de Loarre. Lo hacían a primera hora de la mañana. Con ello ha dejado de sonar la claqueta y ha finalizado el trabajo de producción en la provincia. Han sido doce días de intenso trabajo y de muchos metros de película que tras pasar por la moviola supondrán unos quince minutos del film.

La alcaldesa de Loarre despidió ayer al equipo de ´El Reino del Cielo´. Teresa Jaime, conoció ayer personalmente a Ridley Scott y a dos de los productores del filme en un acto en el que obsequiaron a los cineastas con una maqueta del castillo.

El Reino del Cielo deja tras de sí doce días de grabación, doscientos extras contratados, un poblado medieval ambientado en los aledaños del castillo, un salón típico del medievo montado en la iglesia del interior de la fortaleza, un auge importante en número de visitas al enclave y, sobre todo, mucha ilusión. Y es que no fue sólo la alcaldesa la que pudo compartir unos minutos con Scott. El realizador, en la noche de este viernes, dejó su habitación para hacerse fotos y firmar autógrafos a un buen número de fans que se amontonaban en la puerta del Villa de Ayerbe.

El castillo permanecerá aún cerrado hasta finales de mes y es que ahora es fase de desmontado. El equipo de producción empieza a trabajar esta tarde a recoger el material de atrezzo como lámparas, sillas y demás enseres utilizados. El resto del monumental decorado tardará más en ser retirado. El motivo es que deberán dejar el entorno tal y como lo encontraron.

No podremos ver Loarre en la gran pantalla hasta 2005, año en el que se estrenará el film. El Reino del cielo cuenta con 100 millones de dólares de presupuesto que han servido para que un escenario de la provincia sea la localización de el comienzo y el final de esta película. Loarre, entre otras cosas, ha sido el escenario de ficción del entierro de la primera mujer del herrero protagonista (Orlando Bloom), diversos conflictos, incluido con su padre (Liam Neeson), del primer encuentro donde conocerá a la princesa (Eva Green), una de las escenas finales consistente en una cena nobiliar, una recreación de la vida en el poblado y, por último, la quema de la fragua donde trabajaba.

Ahora es el turno para que otras ciudades vivan la experiencia. El rodaje seguirá en Segovia, y luego en Avila, Córdoba, Sevilla y Marruecos.

Comentarios