Juan Carlos Giménez anuncia su intención de abandonar la presidencia de la Peña Alegría Laurentina

2004012424 alegria laurentina.jpg

Gran polémica ha generado en Huesca la posible celebración del concierto que el músico vasco Fermín Muguruza, antiguo militante de Euskal Herritarrok, tenía previsto ofrecer en la capital oscense en la noche de este sábado. Finalmente, la Junta directiva de la Peña Alegría Laurentina, organizadora de este evento, ha decidido suspender dicho concierto al haber recibido en el correo electrónico de la Peña numerosas amenazas provenientes de organizaciones, la mayoría de ultraderecha, contra la celebración del mismo.

Esta situación ha hecho que la Junta Directiva de Alegría Laurentina haya anunciado su intención de convocar para el próximo mes de febrero, en concreto para el día 7, una Junta Extraordinaria de Socios en la que se decidiría la formación de la Nueva Junta de la Peña. Su actual presidente, Juan Carlos Giménez, asegura que éste es un requisito fundamental y obligatorio para renovar la Junta y que con él, busca abandonar la presidencia de la Alegría Laurentina. Giménez asegura que prefiere marcharse puesto que la convocatoria de este concierto ha mostrado la división de opiniones existente entre los miembros de la Junta Directiva.

El actual presidente asegura que la Peña Alegría Laurentina ha recibido numerosas amenazas en forma de cooreos electrónicos que tachan a la Peña de terrorista. Juan Carlos Giménez asegura que algunas de estas amenazas provienen de organizaciones como la de ultraderecha España 2000 e incluso, la Asociación de Víctimas del Terrorismo.

Giménez asegura que la suspensión del concierto de Fermín Muguruza se decidió ante la observación de que sólo se recibían mensajes en contra del mismo y ninguno a favor. El presidente de Alegría Laurentina asegura que, ante todo, la decisión se tomó para no perjudicar la imagen de la Peña.

Algunos de los mensajes recibidos tilda al músico de apologista de ETA , reprocha su pasada militancia en Euskal Herritarrok y recuerda algunas canciones que cantaba en grupos como Kortatu o Negu Gorriak, cuando era uno de los principales exponentes del denominado rock radical vasco. Concretamente, el escrito transcribe la letra de la canción Azkena , aparecida hace 13 años y recuerda la popular canción Sarri, Sarri , de 1985.

Hay que recordar que Fermín Muguruza es uno de los artistas vascos más censurados en los últimos tiempos por su proximidad al mundo abertzale, como sucede con Soziedad Alkoholika o Berri Txarrak. Hasta ahora, como sucedió con el proyecto Jai Alai Katumbi Express , que Muguruza desarrolló junto a Manu Chao, las presiones procedían de asociaciones de víctimas del terrorismo, y en esta ocasión ha sido la acción intimidatoria de grupos ultras como España 2000 las que han ocasionado suspensiones en Madrid, Valencia, Burriana y Huesca.

Por su parte, el artista irundarra considera que todo es una campaña fomentada desde el propio Partido Popular, y ha manifestado en reiteradas ocasiones su rechazo a la violencia y el deseo de que ETA declare una tregua, como lo hace, por ejemplo en la reciente película La Pelota Vasca, de Julio Medem.

La actuación oscense formaba parte de la gira Komunikazioa Tour (Gira de la Comunicación) que hasta abril llevará la música de Muguruza a lugares como Barcelona donde actúa este sábado en sustitución de Huesca, Toulouse, Génova, Zurich, Munich, Berlín, Londres, Bruselas, Amsterdam, Paris o Milán.

Fermín Muguruza se encuadra en la actualidad en un estilo musical de fusión y de mestizaje musical donde une el jazz, soul, reggae, ska, funk, hip hop, rock y folk vasco con la energía del punk cantado en euskera.

Comentarios