“Los países desarrollados todavía tienen mucho que dar a los más necesitados”

2004012727 Medicus Mundi-exposición.jpg

Medicus Mundi Aragón, presidida por Carmen Cornago, es una Organización No Gubernamental dedicada a la promoción de la salud como Derecho Humano fundamental. Desde su creación, hace más de 28 años, ha desarrollado proyectos de cooperación sanitaria en diferentes países de América y África, que ya han beneficiado directamente a más de un millón de personas.

Uno de los países más afectados es, sin duda, el continente negro, cuya situación describe Cornago como ?poco esperanzadora?. El sida es una de las enfermedades que más estragos está causando en la actualidad entre la población africana. Una pandemia que está acabando con la vida de la gente joven, el futuro de África, y de los propios sanitarios destinados en la zona.

Cornago hace hincapié en la necesidad de concienciar a los países desarrollados, los cuales ?todavía tienen mucho que dar a los más necesitados?. En ese sentido, tan importante son los proyectos que se desarrollan desde este tipo de organizaciones como ?la colaboración de todos, su concienciación y la voluntad de querer cambiar las cosas?.

En la actualidad esta ONG se encuentra inmersa en diferentes proyectos sanitarios en San Juan de Lurigancho (Lima), San Benito (Petén Norte, Guatemala), Ahuachapán (El Salvador), en la provincia de Antón Iturralde (Bolivia) y en La Libertad (El Salvador). Todos ellos centrados en labores sanitarias, según explica la presidenta de Medicus Mundi Aragón.

Proyectos que suman una inversión de más 1.100.000 euros, de los que cerca de 815.000 euros serán aportados por las instituciones públicas subvencionadoras, y el resto por los beneficiarios locales y la propia asociación.

Medicus Mundi Aragón ha logrado reconocimientos como el premio del Colegio Oficial de Médicos de Zaragoza como ?Equipo médico más distinguido?. La ONG Medicus Mundi, de la que Aragón forma parte como asociación federada, es órgano consultor de la Organización Mundial de la Salud y su labor fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1991.

Comentarios