IU denuncia la falta de contadores de agua, lo que ha provocado la retirada de subvenciones europeas

IU considera grave el hecho de que la Unión Europea haya retirado subvenciones para instalaciones de tratamiento y depuración de aguas a las poblaciones aragonesas que carecen de contadores de agua para medir el consumo. La última que hemos conocido está referida a la planta potabilizadora de Jaca que, por este motivo, ha perdido una subvención de 1.800.000 euros que ahora deben ser aportados por el Ayuntamiento y el Gobierno de Aragón.

En este sentido, el Coordinador de IU-Aragón, Adolfo Barrena, considera que es un hecho grave, que tiene que ver con la gestión inadecuada que se hace de un recurso como el agua, y que repercute económicamente en el conjunto de la ciudadanía.

La normativa comunitaria, la que tantas veces invocamos para justificar nuestro rechazo al trasvase, exige una gestión adecuada y racional del agua, y un elemento fundamental del uso eficaz y eficiente es una tarifa progresiva que prime el ahorro y grave el exceso.

IU señala que sin una medición del consumo, algo que se hace con un contador, no pueden planificarse políticas de ahorro y eficiencia, tampoco pueden establecerse los cánones de vertido y depuración y tampoco pueden recibirse subvenciones.

Según Adolfo Barrena, es una grave irresponsabilidad tener poblaciones como la de Jaca sin contadores, y un acto profundamente insolidario puesto que no controlar el consumo favorece el uso abusivo y el despilfarro y, como en este caso, obliga a aportar recursos económicos de todos los aragoneses, incluidos aquellos que sufren graves carencias en el suministro, para pagar la subvención perdida por la dejación municipal de sus responsabilidades.

IU requiere del Gobierno de Aragón el conocimiento exacto de las poblaciones mayores de 2000 habitantes que carecen de ellos para planificar urgentemente una actuación coordinada con los Ayuntamientos que dote de contadores a todos los municipios que aún no los tienen.

Por todo ello, IU pretende sentar las bases para que Aragón tenga una política hidráulica adecuada a la Nueva Cultura del Agua y demande, una vez más, compromisos claros que demuestren responsabilidad para la gestión sostenible del agua. Por ello, denunciamos que Ayuntamientos gobernados por partidos opositores al PHN no tengan instalados elementos tan importantes como los contadores, al igual que nos resulta inaceptable que el Gobierno de Aragón permita situaciones como ésta.

Comentarios