Estorninos controlados en el parque y sin control en el pinar de la Diputación

2004011712 estorninos.jpg

Huesca y sus pinares, en el parque Miguel Servet y también en el Hospital Provincial, continúan acogiendo a un buen número de estorninos. Cada tarde, hacia las 5 y media, las bandadas que llegan a Huesca a pasar la noche se dejan notar, con espectaculares dibujos en el cielo oscense. Llaman la atención especialmente sobre los pinares de la Diputación provincial.

El ayuntamiento de Huesca se encuentra, un año más, en plena campaña de control de estas aves. Dos o tres días por semana se realizan actuaciones en el parque Miguel Servet, con disparos de armas de fuego y bengalas, tendentes a asustarlos y conseguir que abandonen esta zona, que utilizan como dormidero. Semanalmente se realiza un conteo para comprobar la efectividad de las acciones. En estos momentos, el parque alberga unos 5.000 ejemplares de estorninos, una cifra que se considera ?aceptable?, a la vista del número que había hace unos años.

Otra situación es la que se vive en el Pinar del Hospital provincial. Allí, cada noche, acuden a dormir unos 60.000 estorninos, con las consiguientes molestias de ruido y, sobre todo, de suciedad en la zona. La vuelta de los estorninos cada tarde es absolutamente espectacular, como lo es verlos posarse sobre el tejado del Hospital Provincial, que tiñen literalmente de negro.

En años anteriores, se ha procedido a la tala de las copas de los árboles en el parque. Recientemente también se limpiaban los pinos donde se encuentra el Parque Botánico. Sin embargo, en esa zona no se lleva a cabo ninguna actuación. La concejala de Medio Ambiente del ayuntamiento de Huesca ha asegurado que, si la situación continúa o incluso va a peor, habría que estudiar qué hacer, conjuntamente con los responsables de la Diputación Provincial de Huesca, propietaria del pinar.

Comentarios