Huesca supera la media nacional de viviendas vacías con el 14´2% de casas sin habitar

2004011714 casa.jpg

El último censo de viviendas que cada diez años presenta el Instituto Nacional de Estadística asegura que más de doce de cada cien viviendas, el 12´5%, están vacías en Aragón. De las 650.000 que se calcula que hay construidas en la Comunidad, algo más de 81.000 están en situación de desuso. Sólo en la ciudad de Zaragoza, el número de viviendas vacías supera las 30.000. Pero los datos en Huesca aún son más preocupantes. Mientras la media aragonesa se sitúa por debajo de la media nacional, en nuestra provincia la situación cambia bastante y Huesca se sitúa incluso algo por encima de la media nacional con un índice de desocupación del 14,2 por ciento, con más de 18.000 casas vacías, mientras que la media en España se sitúa en torno al 14%.

Principalmente las casas vacías en Huesca se dan por el alto porcentaje de viviendas ?no principales? y ?secundarias? que existen, dada su naturaleza de destino turístico. Teruel se sitúa en el 11,2 por ciento ?10.866 viviendas vacías-, mientras que Zaragoza acumula algo más de 52.000.

El informe fue solicitado por el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados y tiene especial relevancia, dada la intención de algunas ?grandes ciudades? de penalizar, mediante un recargo sobre el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), la tenencia de viviendas vacías. La medida todavía no ha sido planteada en firme en Aragón, quizás porque el índice de desocupación todavía se sitúa por debajo de la media Española ?en torno al 14 por ciento-.

El fenómeno de las viviendas vacías afecta a diferentes comunidades autónomas que, a su vez, comienzan a tomar medidas al amparo de la reforma estatal de la Ley de Haciendas Locales. Las más afectadas por esta tendencia a acumular propiedades son las zonas costeras y los lugares que son destino vacacional.

En Aragón existen precedentes como el del Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza que ya aprobó, el 10 febrero de 2003, una serie de cambios en las bonificaciones y recargos que existían hasta el momento. Así, las viviendas vacías pasaron a pagar un 10 por ciento más y los solares sin edificar un 50 por ciento más en el IBI. Como excepción, para las familias numerosas se fijó una bonificación del 50 por ciento mientras dure la unidad familiar. Se trató de una propuesta ideada por el PAR, que modificaba la presentada por el PP, desde donde se propuso que las familias numerosas tuvieran una bonificación del 30 por ciento durante 3 años.

En este sentido, Madrid y Barcelona han sido las ciudades españolas de referencia, ya que se han mostrado dispuestas a penalizar, mediante un recargo sobre el impuesto de bienes inmuebles (IBI), la tenencia de viviendas vacías. No obstante, la medida, que pretende contribuir a frenar la especulación en el sector inmobiliario y, en consecuencia, las fuertes subidas de los precios, será secundada también por ciudades gallegas como Pontevedra y A Coruña.

Especialmente conocido fue el caso de Madrid, donde Alberto Ruiz-Gallardón tuvo que rectificar la subida de impuestos aprobada inicialmente por el Ayuntamiento de la capital de España, al suprimir el recargo del 50% que pretendía establecer en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a partir del próximo año para las viviendas vacías, cediendo de esta manera a las presiones del PP.

Comentarios