Francia y España firman un convenio del programa Pirene II

Aragón es un territorio que debe seguir trabajando para mejorar y articular las comunicaciones con Europa. Todo ello pasa por mantener vivas sus reivindicaciones en los principales órganos de decisión política ubicados en París y Bruselas. En esta filosofía se inscribe el convenio que el presidente Marcelino Iglesias suscribirá este viernes, en la sede del Gobierno regional de Midi-Pyrénées. Al acto de firma del programa Pirene II asistirán también los presidentes de Aquitania y Midi-Pyrénées, y representantes de las comunidades autónomas de Extremadura, Castilla-La Mancha y Valencia, así como la región portuguesa del Alentejo, socios del proyecto.

COOPERACIÓN EUROPEA

Pirene II es un proyecto que se en marca en el Programa Operativo Europeo Interreg-III. Ésta es una Iniciativa Comunitaria relativa a la cooperación transeuropea para fomentar un desarrollo armonioso y equilibrado del territorio europeo. Dicha cooperación se realiza a través de tres capítulos: el A, de cooperación transfronteriza, en el que están incluidos los territorios de la provincia de Huesca y un 20% del norte de la de Zaragoza; el B, de cooperación transnacional, en el que participa todo el territorio aragonés con los espacios Mediterráneo occidental y Sudeste europeo, y el C, de cooperación interregional, donde está incluida también toda la Comunidad.

El proyecto Pirene, con un presupuesto de 3.047.581 euros, se enmarca en el Interreg-III B, que, a su vez, se desarrolla en tres ámbitos diferenciados: Arco Atlántico, Arco Sudoeste y Arco Mediterráneo.

Pirene II, proyecto liderado por la Dirección General de Transportes y Comunicaciones del Gobierno de Aragón y en el que también participan las regiones francesas de Midi-Pyrénées, Aquitania y Limousin, además de la región de Alentejo, en Portugal, corresponde a los proyectos previstos para el Arco Suroeste. Los agentes implicados llevan años trabajando en la promoción de un transporte ferroviario de mercancías eficaz y competitivo, gracias a una red optimizada de infraestructuras que permita la interconexión de todas las regiones del Sudoeste Europeo, respondiendo así a la creciente demanda de tráfico en zonas especialmente sensibles a sus efectos.

TRAVESÍA FERROVIARIA POR EL PIRINEO

Esta cooperación se ve enriquecida en la actualidad con la incorporación de nuevas regiones españolas que aportarán valor añadido a un proyecto cuyo principal objetivo es potenciar las necesidades de comunicación y desarrollo de los países del Espacio Europeo, favorecer la intermodalidad y promover un adecuado equilibrio territorial.

El objetivo último del proyecto es demostrar la viabilidad de una Travesía Ferroviaria de gran capacidad por el Pirineo, restablecer el equilibrio entre modos de transporte (siguiendo las directrices del Libro Blanco de la Comisión Europea), luchar contra los puntos de estrangulamiento, favorecer la conexión de las regiones del Sudoeste Europeo, favorecer la sostenibilidad y el respeto medioambiental y difundir y transmitir al mayor número de público posible un proyecto comunitario con importantes efectos en los territorios del Sudoeste Europeo.

Comentarios