Ecologistas en Acción-ADEPA denuncia un vertedero en Biescas

El grupo de Ecologistas en Acción-ADEPA ha denunciado recientemente al Ayuntamiento de Biescas ante el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, la Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Ebro y la Dirección General de Calidad, Evaluación, Planificación y Educación ambiental de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón , por la creación y ?gestión? de una escombrera-vertedero en su término municipal, que supone un atentado contra el medio natural y un foco de contaminación de las aguas de río Gállego.

Entre las irregularidades observadas por esta asociación se encuentra ? el que escombrera esta situada en la margen derecha del río Gállego, un kilómetro aguas abajo de la desembocadura del barranco de Arás. El terreno sobre el que se ubica pertenece a la Zona de Policía del río y presenta una superficie aproximada de 2,5 Ha. Y que para su ejecución se ha eliminado de la vegetación de ribera y se ha excavado una profundidad media de 6 metros. En la actualidad se ha procedido a un cubrimiento parcial de 1,5 Ha, con lo que se pretende ocultar un foco activo de contaminación?.

Precisan en su comunicado que ?en el acceso se encuentra un cartel que textualmente dice ?Para depositar escombros solicitar llave en el Ayuntamiento de Biescas?, por lo que deducen que ?la entidad muncipal es la responsable de esta actividad?.

Con relación a los diversos materiales vertidos, los ecologistas observan ?residuos tóxicos y peligrosos como son: baterías y acumuladores, maderas tratadas, envases de pintura y barniz, aceites de motor, disolventes, amianto, cadáveres de animales, etc?. Recordando que ?según la legislación vigente, estos residuos, precisan de un tratamiento especial y controlado, debiendo depositarse en instalaciones preparadas al efecto?.

Sobre la ubicación y características descritas este grupo señala que ?la escombrera constituye un peligro para la salud de las personas que se abastecen aguas abajo, como es el caso inmediato de la población de Escuer, ubicada a una distancia no superior a 1000 m?.

Según este grupo, ?la contaminación de las aguas afecta negativamente a las poblaciones de fauna piscícola presentes en el río, como la trucha, la madrilla, etc. Otras especies de fauna ligada al medio acuático también se ven perjudicadas. Entre ellas cabe destacar la presencia de especies protegidas como la nutria, el mirlo acuático, el martín pescador, la garza real, el cormorán, etc. Asi como la eliminación de la cubierta vegetal?.

Ante la gravedad de los hechos, Ecologistas en Acción-ADEPA, manifiesta al final de su comunicado que ? no alberga dudas sobre la ilegalidad de lo denunciado. Ni la Confederación Hidrográfica del Ebro ni el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, han podido emitir permiso alguno sin vulnerar la legislación en materia de aguas, residuos y conservación del medio ambiente?.

A causa de la tramitación de la denuncia, también han tenido conocimiento de los hechos el Servicio Provincial de Medio Ambiente, el Servicio de Disciplina Urbanística de la Dirección General de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes y la Comisión Provincial de Ordenación de Territorio. Todos los organismos citados tienen la obligación de actuar consecuentemente tanto en el ámbito sancionador como en la corrección de los daños y la restitución medioambiental.

Comentarios