Aragón, la comunidad que más crecerá en 2004

2003122929 construccion.jpg

Lo dice un estudio que han encargado las cámaras de comercio y han elaborado 20 universidades españolas. En dicho estudio Aragón , Murcia y Madrid aparecen como las comunidades mejor posicionadas para afrontar el nuevo año. El informe detalla que Aragón va a terminar este ejercicio con un crecimiento del 2,8%, incluso tres décimas por encima que las comunidades mejor posicionadas, Murcia y Madrid.

Los datos económicos en Aragón son claros: Hay un crecimiento en el consumo en los hogares, en las inversiones en bienes de equipo, en construcción, y se observa un espectacular aumento de las exportaciones aragonesas.

Por sectores, la industria confirma la recuperación iniciada hace un año y servicios también contribuye al crecimiento de la economía aragonesa; sin embargo, la construcción (aunque sigue siendo el sector más dinámico) presenta desde comienzos de 2003 un perfil de desaceleración.

José María García es el autor de un informe sobre la economía de Aragón, auspiciado por Confederación Regional de Empresarios; en él se deja claro, dice García, que la productividad va a crecer, algo muy positivo para la evolución de la economía en los próximos años.

El Presidente de la patronal aragonesa, Julián López Babier, aparte de congratularse por los datos económicos de Aragón ha recordado que estos son posibles también por el clima de paz social existente en el momento presente.

Volviendo al estudio de las Cámaras, Baleares es la comunidad que presenta las perspectivas menos optimistas, con un 1 por ciento de crecimiento. Por encima de la media nacional, que se sitúa en un aumento del 2,3 por ciento para este año, figuran también Navarra, Castilla y León, Cantabria, Comunidad Valenciana, Andalucía, Extremadura y Galicia.

Similares a la media son los incrementos previstos para La Rioja, Castilla-La Mancha y Cataluña, además de Ceuta y Melilla, mientras que Baleares, Canarias, Asturias y el País Vasco crecerán por debajo de la media nacional. La diversidad en los ritmos de crecimiento es atribuida en el informe a la diferente estructura productiva y al comportamiento del sector turístico, "condicionado por la evolución de las economías europeas". 2003 parece haber marcado un punto de inflexión e iniciado una etapa de crecimiento sostenido". En cuanto al 2004, añade el informe, las perspectivas mejoran y "se prevé un incremento generalizado en el dinamismo económico regional", con una tasa media para España del 2,7 por ciento. Destaca que, "así, el intervalo de crecimiento regional en 2004 se sitúa entre el 1,8 de Baleares y el 3,2 de Castilla-La Mancha", aunque, precisa, habrá "una convergencia en los ritmos de crecimiento".

Comentarios