El diputado francés Jean Lassalle sigue reivindicando mejoras para los accesos al túnel de Somport

2003122929 jean lasalle.jpg

El diputado de la región francesa del Béarn, Jean Lassalle, uno de los más fervientes defensores de la construcción del túnel de Somport, se muestra en desacuerdo, en estos momentos, casi un año después de su inauguración, con la situación que se vive.

Lassalle recuerda que este túnel no tiene cuatro carriles, sino uno único, la vieja carretera que pasa el puerto a 1631 metros de altitud. Asegura, además, que él nunca ha atravesado el túnel, a pesar de que viaja a Jaca o a Aragón, una media de dos veces al mes. El diputado bearnés explica esta determinación afirmando que no boicotea el túnel, sino las condiciones de su apertura. Recuerda que sin él el túnel no existiría, pero que para funcionar, debería acompañarse de carreteras de acceso decentes.

Según explica el diario francés Sudouest, Jean Lassalle escribió al presidente de la República francesa, Jacques Chirac, con motivo de la inauguración, asegurándole que en el estado actual de la carretera RN 134, entre el túnel de Somport y Olorón, dos camiones no podían cruzarse sin tener que parar. Esto mismo también se lo trasladó al ministro de transportes, Gilles de Robien. Añadía que hacía falta un ?plan Marshall? en cinco años para estar en un buen nivel, y reclamaba un plazo preciso, salido de las previsiones financieras. Y a ello, consideraba que había que añadir un verdadero programa de desarrollo económico para el valle.

El 17 de enero pasado es un punto negro para el diputado francés, que a la vez es alcalde de la localidad de Lourdios-Ichère. Jean Lassalle dice que la inauguración, tal y como se celebró, fue una jugada de Chirac y Aznar en la cumbre de Málaga. Decidieron, incomprensiblemente, una inauguración de urgencia sin ellos y sin el rey de España, para el túnel más largo entre Francia y España. En su opinión, se trató de una apertura, pero no de una inauguración.

Aquel día, mientras que el Ministro de Fomento español, Francisco Álvarez-Cascos, y su homólogo francés, Gilles de Robien, así como Loyola de Palacio, comisaria de transportes de la Comisión Europea, cortaban la cinta, Jean Lassalle mostraba su oposición, en la sala de plenos del ayuntamiento de Accous, con los demás alcaldes del valle, que tampoco acudieron.

Desde entonces, el diputado francés ha cumplido su promesa. No cruzará el túnel mientras ciertas disposiciones y subvenciones no sean ?escrituradas?: desvíos, plan de desarrollo económico... Los anuncios de los últimos días, con ocasión de la visita al departamento del Ministro de Interior le han hecho ser más optimista. Asegura que Urdos reencuentra su gendarmería, lo que va en beneficio de la seguridad del túnel y de la actividad del valle. Pero Lassalle reclama también un peaje para los camiones que atraviesan el túnel, ya que es un firme defensor de la línea ferroviaria entre Pau y Canfranc. De hecho, en este año 2003, se ha hecho miembro del CRELOC (el homólogo francés de la Crefco, la Coordinadora por la Reapertura del Ferrocarril Canfranc-Olorón), aunque no siempre ha estado de acuerdo con sus ideas.

Comentarios