Consejos ante las rebajas

200401077 rebajas 2.jpg

Una vez pasadas las fiestas, llega la famosa cuesta de enero y, con ella, un invento moderno para seguir consumiendo y gastando dinero: las rebajas. Hoy en día, hay rebajas de todo tipo de productos: electrodomésticos, ropa y complementos, gafas, cortinas, muebles, artículos deportivos, alimentos... Las rebajas constituyen un buen recurso para dinamizar las ventas en una época del año en la que estamos con los bolsillos vacíos por la proximidad de las fiestas navideñas. Sin embargo, para un consumidor responsable que no se deje llevar por los impulsos, las rebajas constituyen una buena oportunidad para ahorrar dinero. Aunque conviene tener en cuenta una serie de precauciones para evitar problemas.

RECUERDE:

-Los productos rebajados han de ser de la temporada .

-Nunca pueden ser productos defectuosos o pasados de moda.

-En el comercio, deben presentarse diferenciados los artículos rebajados de los que mantienen un precio normal.

-Los productos rebajados tienen las mismas garantías y el mismo servicio postventa que el resto del año.

-El comercio debe aceptar tarjetas de crédito si así lo hace habitualmente. En ningún caso podrá cobrar porcentaje alguno como "gasto por utilizar tarjeta".

-Tus derechos como consumidor son los mismos que en tus compras habituales. No hagas concesiones a este respecto.

CONSEJOS para comprar en rebajas:

-Compre conscientemente y no se deje llevar por reclamos: Prepare una lista con lo que realmente necesita, asegúrese de que la compra es útil para usted y no compre más cantidad ( los 3-por-2 ) si no le va a resultar rentable.

-No se deje llevar por las prisas. El agobio de los primeros días puede llevarle a comprar de manera impulsiva. Compare en varios establecimientos.

-Compruebe que el artículo que le interesa está efectivamente rebajado, compare el precio actual con el anterior que debe figurar en la etiqueta.

-Solicite siempre el ticket o factura. Es un documento imprescindible para poder tramitar cualquier reclamación

-Y, sobre todo, no olvide su derecho a reclamar en caso de que se vulneren sus derechos.

Comentarios