Cartas al director: obispo

Sonaran todas las campanas de la Catedral de Jaca?

Miguel Ángel Domec Urieta, sacerdote y sociólogo

El Domingo 21 en la Iglesia Catedral tomara posesión D. Jesús Sanz como Obispo de Jaca y lo hará al son de los tañidos del bandeo festivo y del repique de primera clase de las campanas ?Orosia" "Agueda" y "Petra Josefa"...Una vez más nuestras campanas tocarán a fiesta, a gloria, a júbilo y reflejarán nuestros sentimientos en parte alegres

Estamos contentos por tener por fin Obispo, aunque compartido, un Pastor que nos va a guiar, acompañar y animar en esta bella aventura de vivir y anunciar nuestra fe y que viene a nosotros como Padre Hermano y Amigo de todos, con ganas de ayudarnos y deseos de que se le ayude

Contentos porque somos gente sencilla, humilde, pequeña, noble y, gentes así, aunque a ciertas "Alturas" les traiga sin cuidado, eran los preferidos de Jesús de Nazaret, y por supuesto de Francisco de Asís, ..y seguro que lo son también del Obispo Jesús...Y porque somos así lo acogemos con los brazos abiertos. Que no tenga recelos ni prejuicios. El es ya uno de los nuestros y estas tierras de la Diócesis de Jaca, su casa.

Contentos porque, aunque en Aragón vamos a tener un obispo menos, esperamos contar con una voz comprometida por la superviviencia de nuestra Diócesis con Obispo propio, seguros de que apoyará lo que seguiremos pidiendo solicitando y reclamando: Obispo de Jaca, en Jaca. La designación de Obispo propio es garantía de la supervivencia de una diócesis.

Pero que suene también la ?Campana Grande" "La campana de las Agonías" Ella es uno de los elementos patrimoniales más interesantes y antiguos de la propia catedral... ..ella, desde principios del siglo XV, anunciaba los momentos finales de las personas. ..Que no esté callada silenciosa este día. Que también suene... .que sus tañidos anuncien con dolor los que parecen ser los últimos momentos de nuestra Diócesis... y expresen la otra parte de nuestros sentimientos...

Tristeza e impotencia al ver a nuestra diócesis en fase terminal... con una ortonasia sutilmente aplicada, quizás ya en estado de coma irreversible... con los días contados... primera víctima de ese plan de remodelación y reestructuración del mapa de la Iglesia española.

Rabia y decepción al vernos, humillados, discriminados, víctimas de un agravio comparativo... Todavía seguimos preguntándonos: por qué a otras Diócesis muy similares a la nuestra se les ha nombrado Obispo propio y a nosotros, no?

Desencanto y frustración porque en todo esto, siendo los afectados y destinatarios de las decisiones tomadas en ?altas instancias? no se nos ha tenido en cuenta, al contrario, se nos ha tenido al margen, ignorados, y lo que se nos ha dicho ambiguo, oscuro, desconcertante...

Que el domingo 21 las campanas de nuestra Catedral toquen a fiesta, a gloria, a jubilo pero que nadie silencia a la Campana Grande, a la Campana de las Agonias... que suene también... sus tañidos es difícil que se oigan ya en ciertas ?alturas?... en el Cielo seguro que sí... y quizás pueda ocurrir el milagro: Obispo de Jaca, en Jaca... Dios lo quiera... si no se lo impiden,... claro.

Comentarios