Fin de semana tranquilo en las estaciones de esquí, a la espera de la Navidad

Las estaciones de esquí del Pirineo aragonés funcionan de forma parcial en el último fin de semana del otoño, esperando que se cumpla el pronóstico que anuncia un frente que dejará precipitaciones de nieve a partir de la noche de este domingo, lo que permitiría ampliar la superficie esquiable de cara a las vacaciones navideñas.

Este sábado, las nubes y claros se alternan en las estaciones de esquí, con buena visibilidad para la práctica del deporte blanco. La previsión meteorológica anuncia cambios para este domingo, con precipitaciones de nieve en la cota 1.500 bajando hasta la cota 900 metros a lo largo del día.

Las estaciones viven un fin de semana tranquilo en cuanto a afluencia de esquiadores, debido a la escasez de nieve y a la proximidad de las fiestas de Navidad. A partir del día 26 de diciembre, las estaciones y el sector hostelero esperan ir colocando el cartel de completo.

Desde la estación de Astún, su director, Tolé Pantoja, ha confirmado que para este domingo se esperan precipitaciones de nieve a partir de la noche, que podrían continuar en las jornadas del lunes y martes.

En Candanchu, el director de la estación, Eduardo Roldán, ha señalado también que están esperando que se confirme el anunciado frente de nieve y el descenso de temperaturas, ya que las precipitaciones de nieve caídas esta semana han mejorado el aspecto visual, pero no han servido para aumentar la superficie esquiable.

Pascual Pérez, desde ARAMON Formigal, también ha hablado de la necesidad de la llegada de la anunciada nieve, además del descenso de temperaturas, que permitirá fabricar nieve artificial.

En ARAMON Panticosa, Fina Pérez, ha indicado que los dos fines de semana previos a la Navidad suelen ser tranquilos, en cuanto a afluencia de esquiadores, a la vez que ha señalado que esperan que llegue la nieve a partir de este domingo.

Este fin de semana las estaciones de esquí del Pirineo aragonés funcionan de forma parcial. ARAMON Cerler sigue siendo la que ofrece una mayor superficie esquiable, con 13 remontes, 31 pistas y 34 kilómetros. En Panticosa funcionan 7 remontes, 17 pistas y 9 kilómetros, en Formigal 13 remontes, 18 pistas y 15 kilómetros, en Candanchu 6 remontes, 5 pistas y 5 kilómetros, y en Astún 9 remontes, 13 pistas y 11 kilómetros de zona esquiable.

En cuanto a circuitos de fondo, están abiertos el circuito de fondo de La Tuca en Candanchu, el circuito de Panticosa Resort, en el Balneario de Panticosa, con 3 kilómetros de zona esquiable, y Llanos del Hospital en Benasque.

Por otro lado, el próximo lunes, el presidente de ARAMON, Francisco Bono, presentará a las autoridades locales y a los empresarios de la Asociación Turística del Valle de Tena los proyectos que el Plan Estratégico de ARAMON tiene previstos para la estación de Formigal y que se ejecutarán en el periodo 2004-2009. El acto de presentación tendrá lugar a las doce en el Hotel Formigal.

Comentarios