Fluidez y nieblas en la operación salida oscense

2003122020 trafico.jpg

La operación especial de tráfico para la Navidad comenzó ayer con escasas retenciones en las salidas de las ciudades y niebla en muchas carreteras del interior, entre ellas Huesca. La fluidez ha sido la nota predominante en las carreteras de la provincia en el arranque de la operación especial. En Huesca, tan sólo hubo retenciones en la N-330, en Canfranc. La Dirección General de Tráfico (DGT) espera que hasta el próximo 7 de enero tengan lugar 22 millones de desplazamientos.

Durante esta primera fase de operación salida de Navidad, Tráfico advierte que hoy sábado podrían repetirse las retenciones entre las 10.00 a 15.00. Mientras que el domingo la circulación podría complicarse en las entradas a las ciudades.

Después de una mañana de embotellamientos y atascos en el centro de ciudades como Madrid y Barcelona, las carreteras de salida registraron niveles de saturación inferiores a los de cualquier otro viernes del año. Sólo al medio día y a últimas horas de la tarde las salidas de las capitales tuvieron una mayor afluencia de vehículos, muchos en dirección a los centros comerciales ubicados en la periferia.

Además de estas retenciones, los conductores encontraron bancos de niebla en las provincias de Cáceres, Córdoba, Cuenca, Huesca, León, Madrid, Orense, Pontevedra, Sevilla, Toledo y Zamora. La nieve sólo obligó a utilizar cadenas en carreteras de las localidades de Bancares y Bayarcal (Almería), mientras que el hielo dificultó la circulación en el término de La Hoya (Ávila). Una mujer fue ayer la única víctima mortal en accidente de circulación desde el inicio de la operación salida, según la DGT. El siniestro ocurrió a la 16.22 en la carretera C-31 a su paso por el término municipal de Vilanova i la Geltrú (Barcelona). La víctima mortal conducía un turismo que se salió de la calzada y se estrelló.

Comentarios