García Vicente toma su cargo como Justicia y anuncia un informe sobre malos tratos a ancianos

2003122323 justicia toma posesion.jpg

El Palacio de la Aljafería de Zaragoza ha sido el escenario en el que el recientemente reelegido Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha tomado posesión de su cargo para los próximos cinco años. Ante el presidente de las Cortes de Aragón, Francisco Pina, la Mesa y la Junta de Portavoces de la institución, García Vicente ha tomado posesión de este cargo que ya desempeñó los últimos cinco años, por lo que se ha convertido de esta manera en el primer jurista de la historia moderna del Justiciazgo aragonés en repetir mandato en este puesto.

Al finalizar el acto, el Justicia ha anunciado que más adelante presentará dos nuevos informes del Justiciazgo, uno sobre los malos tratos a ancianos y otro sobre los problemas de la inmigración. En cuanto al primero, García Vicente anuncia que la mayoría de los casos de maltrato a personas mayores proviene del abandono de éstos o del abuso en el suministro de medicamentos a los mismos. En cuanto a la inmigración, el Justicia ha avanzado que en dicho estudio también se tratan cuestiones como la vivienda, la situación laboral, la educación o la reagrupación familiar.

En el día de hoy, Fernando García Vicente también tomaba posesión de su cargo como fiscal de Huesca. Precisamente el Justicia de Aragón viajará a la capital oscense el próximo día 7 de enero para intervenir en el programa ?Hoy por Hoy? de Radio Huesca.

Fernando García Vicente fue reelegido como Justicia de Aragón en un pleno extraordinario celebrado el pasado día 17 de diciembre en las Cortes aragonesas. García Vicente renueva en el puesto para los próximos cinco años gracias al voto a favor de Partido Socialista, Partido Popular y Partido Aragonés, los grupos que propusieron su candidatura, y de Izquierda Unida (IU), pero sin el apoyo de Chunta Aragonesista (CHA) que ha votó en blanco. Tras ser reelegido, Fernando García hizo su primera declaración de intenciones en la que ya colocó entre sus prioridades la integración de los inmigrantes, la lucha contra los malos tratos y la creación de un ?código de buenas conductas? para las administraciones aragonesas.

Comentarios