El PSOE aprobará con la oposición del resto de grupos el presupuesto municipal de 2004

Un presupuesto que persigue reducir la deuda municipal y superar el plan de saneamiento al que está sometido el Ayuntamiento hasta octubre de 2004. La oposición critica el documento porque dice que es gris y contempla la venta de suelo para financiar gasto, algo que contraviene la Ley Urbanística de Aragón.

En el primer presupuesto municipal del actual mandato los socialistas se quedarán solos y deberán aprobarlo en solitario, ya que el resto de formaciones municipales han anunciado su voto en contra.

El borrador contempla casi doce millones de euros de inversión. Destaca que, por primera vez, existirá una partida para actuaciones en superficie, actuaciones en micropolítica que contemplan desde el reasfaltado de una calle hasta la reposición de una alcantarilla, explicaba el Concejal de Hacienda, Domingo Malo.

Entre las partidas inversoras encontramos también una destinada a la reposición de la traída de aguas de Vadiello y otra al Multiusos, unos 60.000 euros para contratar la asistencia técnica que dejará finalizado la redacción del proyecto por parte del arquitecto municipal, Pedro Lafuente.

La idea del grupo de gobierno es que este edificio se comenzara a construir en 2005, una vez que el Ayuntamiento haya salido del plan de saneamiento en el que se halla inmerso y que impide solicitar cualquier tipo de crédito.

Por su parte la oposición ha sido muy crítica con el borrador presupuestario del PSOE, tachándolo de gris y en algunos aspectos de ilegal. Así Chunta Aragonesista e IU han denunciado que el actual grupo de gobierno pretende subastar suelo para financiar gasto corriente, algo que, según Chunta Aragonesista, lo prohíbe la Ley Urbanística de Aragón.

También IU, ahora sin representación municipal, ha dicho que esta práctica es ilegal y está dispuesta incluso a llevar el asunto a los tribunales si el grupo de gobierno no rectifica.

Tampoco el PP y el PAR apoyarán el presupuesto que este viernes llevará el PSOE al pleno municipal. Los primero lo han calificado de gris, como el gobierno municipal, los segundos argumentan que no es el proyecto que necesita en estos momentos la ciudad.

Comentarios