Los expertos culpan de la alta siniestralidad en las carreteras a la actitud de los conductores

El alarmante incremento de accidentes en este año 2003 está siendo analizado en profundidad por los expertos que tienen la idea clara de que la mayoría de los siniestros se podrían evitar con un cambio de actitud de los conductores. Tanto desde Tráfico, como desde las compañías de seguros o las autoescuelas se considera que los conductores no tienen una conciencia clara de la importancia que tiene respetar el código de la circulación y que no sólo vale con aprender a conducir y el manejo de un vehículo.

Para las compañías de seguros, los siniestros son cada vez más graves lo que supone un incremento de las pólizas. Desde este sector se considera que falta responsabilidad en los conductores y que debe tenerse en cuenta la importancia de conducir un vehículo, sobre todo los jóvenes.

En el pasado Puente de la Constitución se contabilizaron en la provincia de Huesca un total de 26 accidentes de tráfico de los cuales en 6 hubo víctimas. En concreto, el balance es de 2 muertos y 15 heridos de diversa consideración. Cifras que vienen a incrementar la alta siniestralidad que se está produciendo este año 2003 en las carreteras altoaragonesas donde 69 personas han perdido la vida en accidentes de tráfico, superando las estadísticas de los últimos años.

El más grave tenía lugar el pasado sábado en la variante norte de Huesca, en la carretera N-240, donde dos jóvenes, vecinos de Madrid, fallecían en un siniestro en el que se vieron involucrados tres vehículos con un balance de un herido grave y cuatro leves, además de los fallecidos. La N-240 es al carretera con más víctimas mortales en lo que llevamos de año. 18 personas han fallecido en esta vía. En el tramo más conflictivo, entre Huesca y Lérida, las víctimas mortales se elevan a 16. Curiosamente en el mes de noviembre, los seis fallecidos en accidentes de tráfico en la provincia se dieron en esta carretera.

En España este puente ha sido uno de los más trágicos que se recuerdan con 76 muertos en las carreteras españolas en tan sólo tres días. Cifras que merecen una reflexión sobre algo que se ha convertido en cotidiano cada fin de semana.

Comentarios