El Ebro no dará agua para el trasvase Júcar-Vinalopó

2003121515 michele barnier.jpg

La Unión Europea desvincula el trasvase del Ebro del trasvase Júcar-Vinalopó, es decir, considera que la cuenca del Júcar ha de servirse por sí misma para este segundo trasvase. El Ebro no tendrá que realizar aportaciones por considerar que el Júcar es excedentario. Así lo ha manifestado el responsable europeo de Política Regional, Michel Barnier, sobre documentación emitida por Medio Ambiente. El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, ha valorado la noticia porque este pronunciamiento queda por escrito, resolviéndose la mitad del problema al que se enfrenta esta Comunidad Autónoma.

La noticia se conocía en la víspera de la comparecencia, este martes, en el Parlamento Europeo (en Estrasburgo) del propio Michel Barnier y de la comisaria de Medio Ambiente Margot Wallström, lo cuales van a exponer sus conclusiones sobre el trasvase del Ebro, a partir del debate de expertos que se producía en octubre y en el que participaban Eugenio Nadal y Antonio Embid en representación de Aragón.

Iglesias afirma que, si fuera un usuario de agua en el Levante, estaría preocupado porque se condicionaba el Júcar-Vinalopó a las aportaciones del Ebro. El presidente aragonés añade que ?se ha descorrido el telón de la propaganda del Gobierno español?.

Partidos políticos como Chunta Aragonesista e Izquierda Unida han coincidido en criticar la propaganda vertida en los últimos meses por el Partido Popular en torno a esta cuestión, afirmando que se ha intentado engañar a la sociedad española.

Desde el Partido Popular se desmiente la acusación de intento de engañar a la opinión pública, considerando que todos los fondos que se obtengan de la Unión Europea para el Plan Hidrológico Nacional repercuten positivamente en la Administración española, ya que la financiación de las obras se hará a tres bandas, en lugar de a dos.

Comentarios