Paz y Bien, Sr. Nuncio

Juan Manuel Fonseca

Ante la visita el próximo domingo día 21 del Nuncio a Jaca en la toma de posesión de la diócesis del recién nombrado obispo ?in persona episcopi? de las diócesis de Huesca y Jaca del franciscano fray Jesús Sanz Montes, es bueno el dar la bienvenida al representante diplomático del Vaticano en España con el tradicional saludo de los hijos de San Francisco, ?Paz y Bien?.

Ya se cuenta con Obispo compartido, un hombre preparado en Teología y sobre todo en convivencia comunitaria e impregnado en el mensaje de los frailes menores, por lo que se le supone que afronta su tarea episcopal en descubrir la realidad de sus diócesis, que ?trabaje con la gente, con los distintos colectivos, con las organizaciones sociales que luchan por los derechos humanos, aunque no se declaren católicas. Que comprenda a sus hijos, que los ame de verdad, sin pensar si tiene una piel distinta a los demás, ideas o una orientación sexual diferente, haciendo de puente que permita a todos sentirse miembros de la Comunidad, sin tener miedo a ser expulsados o insultados por no ser como ?la mayoría?, como en su momento y época lo llevó a cabo el pobrecillo de Asís.

Con ese deseo y espíritu de humildad, que ha empezado a demostrar el nuevo pastor, es bueno recordarle al Nuncio, que los feligreses de la Diócesis de Jaca, donde se encuentran las parroquias de las comarcas del Alto Gállego y Jacetania junto a otras de la provincia de Zaragoza, desde grupos cristianos de base y algunos sacerdotes consideran que ?fusión o adscripción a otras diócesis, como es el caso de la de Jaca a la Huesca, es una supresión encubierta?. Y con el tiempo pasará como la situación de Tudela, que sigue como diócesis pero su obispo es el arzobispo de Pamplona, por lo que algunos recuerdan la frase de algún prelado, ?la designación de obispo propio es garantía de supervivencia?.

Como se ha comentado en escritos dirigidos a las autoridades eclesiásticas, se recuerda que desde la Ejecutiva del Episcopado, que cuenta con las bendiciones del cardenal Monseñor Rouco, presidente de la Conferencia Episcopal Española, que no estará en Jaca este domingo y de monseñor Re, Prefecto de la Congregación de Obispos ?sé esta a favor de la aplicación de un proyecto de remodelación y estructuración de algunas diócesis españolas, entre las que se encuentra la de Jaca".

Los montañeses cristianos reciben con alegría y agradecimiento al nuevo Obispo de Huesca, pero también alguno le recordará que reclame y apoye un obispo propio para estas comarcas.

Comentarios