Los adultos deben comprar los juguetes pensando en sus destinatarios, los niños

2003122424 juguete.jpg

La Dirección General de Consumo aconseja lo que debe y no debe hacerse a la hora de adquirir estos regalos Las fiestas de Navidad y de Reyes concentran una buena parte de las compras de juguetes en nuestro país, lo que representa en muchos casos un importante desembolso para la economía familiar. Por ello, desde la Dirección General de Consumo del Gobierno de Aragón se desea recordar una serie de aspectos a tener en cuenta por los consumidores al planificar este tipo de compras.

Así, se recuerda que aunque los juguetes los compran los adultos, son para que los utilicen los niños? para jugar. Se recomienda, además, no adquirir nunca un juguete que por la edad del niño o por las características del establecimiento no ofrezca todas las garantías. Es frecuente que muchos niños, influidos por la publicidad se obcequen con un producto. En estos casos es bueno que lo vea antes; de lo contrario, se arriesga a un sufrir desengaño, cuando el asunto ya tiene mala solución.

Debe rechazarse todo juguete que no tenga las instrucciones al menos en castellano y que no sean lo suficientemente claras, y debe comprobarse que la caja o embalaje lleva el marcado "CE", etiqueta de garantía impuesta por la normativa comunitaria. Además es recomendable comparar precios en varios establecimientos, guardar los comprobantes de compra e informarse en qué supuestos o condiciones se pueden efectuar los cambios, pasadas las fiestas.

En el capítulo de observaciones previas a la compra de los juguetes, se incluyen también no adquirir los que sean excesivamente complicados (salvo que el niño tenga muy claro que los quiere, porque los conoce), ni adoptar una actitud sexista: no hay cosas para niños o para niñas, hay sólo juguetes que entretienen o aburren. La Dirección General de Consumo aconseja no comprar juguetes inadecuados para la edad del destinatario, o dejar al alcance de los más pequeños lo que sólo debe ser utilizado por los mayores, como tampoco es aconsejable regalar juguetes frágiles o que sólo valen para ser observados: un juguete sirve para jugar.

No se ha de olvidar comprar las pilas, porque muchos no las incluyen, y hay que fijarse en la cantidad necesaria de estas baterías, ya que algunos juguetes consumen cantidades importantes y puede salir caro.

La Dirección General de Consumo recuerda asimismo que desde el pasado mes de septiembre la totalidad de productos y bienes que adquirimos en estas fechas tienen un periodo de garantía, que se presume de origen durante los seis primeros meses, debiendo demostrar el consumidor que el daño o falta es de origen desde el séptimo mes hasta los dos años.

Para más información sobre estos temas, plantear quejas o posibles reclamaciones, los consumidores pueden dirigirse a las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC), las asociaciones de consumidores y usuarios, los Servicios Provinciales de Salud y Consumo, la Junta Arbitral de Consumo del Ayuntamiento de Zaragoza o la Junta Arbitral de Consumo de Aragón.

Asimismo, se recuerda a los consumidores que la Dirección General de Consumo del Gobierno de Aragón pone a su disposición el teléfono gratuito de atención al consumidor 900 12 13 14 para resolver sus dudas sobre éstas u otras cuestiones que les afecten como consumo.

Comentarios