Distinta suerte para los equipos oscenses en el primer tramo de liga en 3ª división

200312066 monzon futbol.jpg

La tercera división ha disputado 14 jornadas en las que los favoritos han intentado tomar posiciones en una clasificación donde este año la lucha por los cuatro primeros puestos tiene muchos candidatos y se presume una dura batalla para conseguir disputar la fase de ascenso. Huesca y Utebo son los que están demostrando una mayor superioridad, aunque en el caso de los azulgranas el comienzo no fue nada brillante. La sensacional trayectoria del equipo de Txuma Martón, con siete victorias consecutivas, le tiene en la primera posición. El Utebo con dos partidos aplazados es el único que puede poner en peligro el liderato de los oscenses.

Por detrás están Andorra, Fraga, Barbastro, Monzón, Teruel y Binéfar como aspirantes a luchar por los primeros puestos. Algunos, como el Andorra, se han colado en lo más alto siendo el equipo revelación. Otros, como Binéfar y Teruel, tras un comienzo espectacular están pasando por un mal momento lo que ha puesto en duda la capacidad de sus plantillas para cumplir el objetivo de luchar por el ascenso. El Fraga también está dando una buena imagen. Los cambios en la plantilla de los de Juan Carlos Oliva les llevo a tener un comienzo muy irregular del que consiguieron recuperarse y actualmente ocupan la cuarta plaza.

La UD Barbastro si que está dando un buen rendimiento y con algunos altibajos parece un serio candidato a meterse en el play-off. La puesta rojiblanca de este año con un equipo plagado de jugadores de fuera de Aragón le está permitiendo recuperar las esperanzas de por fin alcanzar la 2ª división B. El Monzón es otra de las revelaciones. De la mano de Juanjo Lekunberri, los montisonenses están haciendo una buena temporada y aspiran a todo.

Por detrás quedan Sariñena y Sabiñánigo que tienen como primer objetivo la permanencia, pero sin renunciar a nada. Ambos han alternado buenos resultados con decepciones importantes que les llevan a quedarse en tierra de nadie en la clasificación. Y mención especial para La Fueva que está fuera de los puestos de descenso. El objetivo claro es seguir en 3ª división. Los de Antonio García Valerio reconocen sus limitaciones, pero también tienen claro que no renuncian a nada y que saldrán todos los partidos a muerte para demostrar que pueden ser una de las sorpresas de la temporada.

Son tan sólo 14 jornadas las que se han jugado, pero ya se han visto cosas muy interesantes. El Huesca es un equipo que ha sabido tener paciencia y los jugadores han entendido la filosofía de un entrenador al que se le acusa de no hacer buen fútbol, aunque hoy por hoy lo que mandan son los resultados y esos juegan claramente a favor de Txuma Martón.

Comentarios