Varias asociaciones ecologistas solicitan la dimisión del director del parque natural Posets-Maladeta

Los colectivos Sociedad Española de Ornitología (SEO), Ecologistas en Acción y la asociación naturalista ANSAR han presentado conjuntamente un escrito dirigido al Gobierno de Aragón solicitando el cese inmediato del Director del Parque Natural Posets-Maladeta, Inocencio Altuna Fumanal, por entender que ha dado muestras continuas de su incapacidad para llevar a cabo la gestión de este Espacio Natural Protegido.

En el escrito presentado se solicita asimismo que, por parte del Director General de Medio Natural, se adopte las medidas necesarias para corregir urgentemente la situación actual. En caso contrario, se dirigirán las actuaciones oportunas contra la mencionada Dirección General de Medio Natural.

El Parque Posets-Maladeta es uno de los espacios más valiosos de Europa, lo que propició su declaración como Parque Natural en 1994 por Ley de Cortes de Aragón. (Ley 3/1994, de 23 de junio) y además está declarado como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugar de Interés Comunitario (LIC), designados en aplicación de las Directivas 79/409/CEE y 92/43/CEE.

Sin embargo, los firmantes de la solicitud, entienden que la gestión de este Espacio no ha sido acorde ni con sus valores, ni con el marco legal vigente. En este sentido se denuncian que, a lo largo de los últimos años, se han producido una serie de actividades al margen de la normativa vigente en el interior del Parque, sin que éste haya abierto expediente sancionador alguno. A este respecto cabe destacar la construcción de una central eléctrica anexa al Refugio-Hotel Ángel Orús sin contar con las preceptivas autorizaciones.

En ocasiones, desde la propia Dirección del Parque se han promovido actuaciones que van contra todo principio de Conservación y que no garantizan el cumplimiento del artículo 1 de la Ley de Creación del Parque, que establece la necesidad de salvaguardar sus valores naturales. En este sentido cabe destacar la construcción de pistas forestales deficientemente ejecutadas en el interior del Parque y a cargo de los presupuestos del mismo, como es el caso de la Pista de Es Oriels, en Chistau, ejecutada en 1998.

Asimismo se denuncia poca transparencia en la gestión del Parque, ocultando y falseando información al Patronato, dificultando la participación pública y vulnerando así el artículo 8 de la Ley de Creación del Parque que establece que se informará al Patronato de las concesiones y cualquier clase de proyecto, trabajo, etc. En el año 2000, la Dirección del Parque plantea ante el Patronato la necesidad de construir un pequeño aparcamiento en el paraje de Es Plans (Bal de Chistau). El Patronato acepta la propuesta, pero unos meses después se tuvo conocimiento por terceros que, lo que realmente se quiere construir es un gran aparcamiento, junto a las Bordas de Biadós uno de los enclaves más emblemáticos y hermosos de todo el Pirineo.

Los firmantes entendemos que además se han descuidado aspectos tan elementales como la limpieza, con acumulaciones de basura incluso en actuaciones subvencionadas por el Parque, como ha ocurrido la Cabana d'es Oriels o en la de Culrueba, en la que aparecieron numerosos restos de material de obra en el cauce del río.

Finalmente, señalar que se ha tenido conocimiento de una Recomendación del Justicia de Aragón de 7 de enero de 2003, en relación con la construcción, sin los permisos necesarios, de un Refugio-Hotel de montaña ("Ángel Orús") en el interior del Parque. En dicha Recomendación se pone de manifiesto la existencia de diversas irregularidades que se han producido, con la pasividad de la Dirección del Parque.

Comentarios