Presentación en Barbastro del primer tomo de “Arte Religioso del Alto Aragón Oriental”

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, preside este lunes en la Iglesia de San Julián de Barbastro, el acto de presentación del primer tomo de ?Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica. Siglos X-XI-XII-XIII?, de Manuel Iglesias Costa, en edición revisada y aumentada por José Luis Acín y Enrique Calvera. El sacerdote, canónigo de la catedral de Barbastro, prestigioso investigador y autor de doce libros, Manuel Iglesias Costa, nacido en Bonasa, falleció en el mes de enero de 2.001.

Este tomo es una obra fundamental tanto para investigadores como para todos aquellos que tienen un interés especial por el arte. Los tres tomos anteriores se habían agotado, y ahora se ha revisado y actualizado con la incorporación de datos que se han descubierto en los últimos años y fotografías de los monumentos, según explica Enrique Calvera.

Calvera destaca el buen trabajo realizado por Manuel Iglesias, ?trabajó mucho en este campo dejando numeroso material. Hace poco tiempo se publicó la ?Historia de Ribagorza?. Estamos hablando de hace más de veinte años. Ahora es normal encontrar guías turísticas pero en aquel tiempo el territorio era muy amplio e Iglesias Costa realizó un gran trabajo que sigue manteniendo gran actualidad?.

El estudio de Manuel Iglesias en los campos de la historia y del arte se reflejan en cuatro volúmenes sobre ?Arte Religioso del Altoaragón?, dos biografías publicadas y diversos estudios sobre Roda de Isábena, Obarra, el Monasterio de Alaón, y la Catedral de Barbastro. La mayor parte de su labor investigadora se compone de más quince mil fotografías relativas a edificios, retablos, imágenes y pinturas del patrimonio artístico, planos de edificios religiosos y más de veinte tomos sobre temas históricos que fueron donados a la diócesis de Barbastro-Monzón, para utilidad general y consulta en el denominado ?Archivo del Canónigo Iglesias? que se encuentra en las dependencias del archivo diocesano.

Comentarios