El Gobierno de Aragón saca a licitación la restauración del Monasterio de Sijena

2003112218 monasterio sijena.jpg

El Ejecutivo Autónomo ha publicado ya el anuncio del concurso para las obras en el que se detalla el presupuesto de la intervención, 2 millones de euros cofinanciados por la Unión Europea, y el plazo para las obras, 16 meses.

El anuncio en la licitación llega en plena polémica sobre la idoneidad de la ampliación del monasterio pretendida por las Monjas de Belén, y la creación de un asentamiento junto al monasterio sobre lo que se debe pronunciar la Dirección General de Patrimonio.

El Director General de Patrimonio, Jaime Vicente, explicaba que su departamento se ha trazado como objetivo prioritario recuperar el cenobio, permitir la vida monástica y propiciar que Sijena constituya un centro de atracción turística de primer orden.

En estos momentos el Gobierno de Aragón está negociando con las Hermanas de Belén el número de días que el Monasterio permanecerá abierto al público y el horario de visitas, sin que se haya cerrado un acuerdo en firme.

El Director General de Patrimonio, Jaime Vicente, ha explicado que no solo se debe cumplir el mínimo que contempla la ley, cuatro días al mes de apertura al público, sino que hay que llegar a abrir todos los días, sin que eso signifique una interferencia en la vida monástica.

Con la salida a concurso de la restauración del Monasterio de Sijena se da vía libre a la segunda inversión pública que se realizará en el monumento para su puesta en valor.

En la comarca de la Hoya existe, precisamente, un cierto malestar ya que las Monjas de Belén apenas permiten la entrada al convento, lo que hace que numerosos coches y autobuses tengan que abandonar la población sin conocer este monasterio con el consiguiente enfado de los visitantes, según explicaba recientemente en Radio Huesca Digital, Manuel Conte, el Presidente de Monegros.

Hay que recordar la importancia de Sijena, ya que es uno de los cuatro panteones reales que posee Aragón. Los otros tres son San Juan de la Peña, San Pedro el Viejo y el Castillo de Montearagón.

Comentarios