Los Alcaldes de la A-132 vuelven a exigir al GA una intervención urgente en la carretera

Hace casi tres años, en enero de 2001, la carretera se vio afectada por unos desprendimientos que causó un temporal de lluvia y se hubo de cortar en dos ocasiones la vía de comunicación. Entonces pueblos como Agüero, Salinas de Jaca o Murillo de Gállego quedaron seriamente afectados en sus comunicaciones, hasta el punto que hubo que suspender el transporte escolar de la zona.

Ahora, tras los desprendimientos de este fin de semana, las mismas poblaciones reclaman que se ejecuten las obras y proyectos que el Gobierno de Aragón prometió entonces.

Se habló de la elaboración de un estudio geotécnico, pero también de la mejora del tramo que va de Ayerbe al puerto de Santa Bárbara.

La alcaldesa de Agüero, Lourdes Nasarre, dice que aquellas promesas han quedado en agua de borrajas ya que hasta la fecha el Gobierno de Aragón no ha ejecutado una sola obra.

Hace dos años se llevó a cabo una reunión de los alcaldes cuyas poblaciones se ven afectadas periódicamente por los cortes de la A-132 con el consejero de Obras públicas, Javier Velasco.

En esa reunión se habló de la mejora de la carretera con la puestas en marcha de un nuevo trazado incluso, sin que hasta la fecha se haya hecho nada al respecto.

No obstante la consejería de Obras Públicas ejecutó algunos trabajos como la limpieza de cunetas y la instalación de mallas antiavalanchas.

Ahora, al parecer, una hondonada formada por la extracción indiscriminada de grava en el entorno de la carretera es lo que podría haber producido el desprendimiento de este fin de semana, ha explicado el Alcalde de Ayerbe y Presidente de la comarca de la Hoya, José Antonio Sarasa.

Por su parte el Gobierno de Aragón sigue redactando el estudio geotécnico sobre la carretera, lo que permitirá la redacción de un proyecto de mejora, ha explicado el Director Provincial de Carreteras, Gabriel Claver. No obstante, ha señalado Claver, las obras de adecuación que se ejecutaron hace unos meses han impedido que hoy no estemos hablando de un suceso más grave.

Comentarios