25 de Noviembre: ¡Por ellas!

25 DE NOVIEMBRE: !POR ELLAS!

Arancha García-Carpintero Broto, Secretaria General U.C. CC.OO. Huesca

Por ellas, las que en silencio han soportado tensiones diarias, que fueron madres, compañeras, hijas y hermanas, cuidadoras de quienes les rodeaban, y sin ser cuidadas.

Por ellas, que desde el amor y con él pensaron que podrían cambiar el futuro, con respecto a un presente atormentado, lleno de ira, violencia, maltrato psíquico y físico. Una vida en la que sobrevivían, al lado del que se hizo llamar "compañero sentimental".

Por ellas, las 65 víctimas por violencia de género de este año, y cientos más que hoy no pueden defenderse, ni opinar, ni ser parte de un cambio social necesario, que debe pasar por la igualdad real, por el respeto y el reconocimiento de quienes somos más de la mitad de esta sociedad: LAS MUJERES.

Muchas de las que hoy no están intentaron cambiar el rumbo de esta sociedad machista, donde él, hombre, ocupa un lugar privilegiado, consentido, muchas veces por el propio silencio, otras veces por la propia creencia, y hace y deshace, sintiéndose dueño de su objeto: esa mujer.

Por ellas, que confiaron en la Justicia, y les dió la espalda, esgrimiendo que sus problemas eran íntimos, y no de esta sociedad.

Creyeron en la Política, entendiendo que era la responsable de hacer realidad lo que propugnan las Leyes: IGUALDAD Y RESPETO.

Quisieron respaldarse en la sociedad, supuestamente justa, y se encontraron con que ellas, víctimas, se convertían en culpables; mientras ellos, los verdaderos violentos, eran justificados: !Tan buen hombre que es! ¿Qué le habrá hecho ella?

Por ellas, por las que todavía están aquí, y siguen padeciendo , muchas veces en silencio, las torturas diarias de su compañero, su ex.., torturas consentidas por los jueces, por los políticos, por la sociedad.

Porque se rompa ya con este TABÚ, y se trate la violencia de género como el gran problema de Estado que es.

Porque se deje de ocultar cada muerte, entre los rincones de las páginas de sucesos.

Porque se construya una sociedad coherente, que sea capaz de indignarse, de movilizarse y de condenar cada muerte, lo sea por bomba o por manos criminales, lo sea de hombre o de mujer.

Ya es hora de buscar los instrumentos, visibilizar la realidad, y caminar hacia una verdadera JUSTICIA SOCIAL.

Comentarios