El Peñas fue mejor en el derbi de la liga EBA

2003110808 peñas-monzon.jpg

El equipo peñista ganaba por 87-72 en un partido muy disputado y emocionante y que se vivió con intensidad en la pista, en los banquillos y en la grada. Al final, los de Carlos Lorés fueron mejores y en el último cuarto terminaron de romper a un Cosehisa Monzón que no se entregó en ningún momento, fiel a la filosofía de su técnico, Sito Alonso.

En el primer cuarto los dos equipos salieron con mucha fuerza y el intercambio de canastas hacía que la igualada fuera la nota predominante en el marcador. El Peñas CAI daba un pequeño tirón 22-13, que sería neutralizado antes del final de este cuarto por los montisonenses que se situaron en zona y crearon un autentico atasco en ataque para los de Carlos Lorés. En el segundo cuarto, con la misma tónica, Cosehisa se situaba por delante 24-29 gracias a un buen trabajo defensivo que tenía maniatado a los jugadores locales. Al descanso se llegaba con las fuerzas igualadas y con un ajustado 38-36.

Todo estaba por decirse en una segunda mitad que sería trepidante. Le emoción subía por momentos y la tensión se palpaba tanto en la pista como en la grada donde el público vivía con expectación el desarrollo del juego. Dos canastas sobre la bocina en la posesión daban de nuevo la ventaja a los de Sito Alonso. Las alternativas en el electrónico hacía que se llegara con 58-56 al final de este tercer cuarto.

En la salida de este último cuarto apareció David Viñas que con dos triples situaba al Peñas con cinco puntos de renta (65-60). Además, Oscar Revuelto se adueñó del juego interior y remató su buena actuación con un triple que sería definitivo. Eran ocho puntos los que conseguían los peñistas y ya Monzón empezaba a mostrar signos de flaqueza. El partido terminó con 87-72 y una merecida victoria del Peñas CAI sobre el Cosehisa Monzón en el primer derbi de la temporada en la liga EBA.

Los dos entrenadores, Carlos Lorés y Sito Alonso, coincidían en señalar que el Peñas había sido mejor y aprovechó muy bien su oportunidad en el último cuarto para decantar la balanza.

Comentarios