Las pruebas de la Alta Velocidad van a continuar martes y miércoles

2003111010 altaria.jpg

Numerosos curiosos se daban cita en la mañana de este lunes en la estación de Huesca ante la anunciada llegada del TALGO Altaria, con el que el Ministerio de Fomento llevaba a cabo nuevas pruebas de la Alta Velocidad Zaragoza-Huesca. El objetivo principal era el de probar la catenaria, es decir, toda la instalación eléctrica de 25.000 voltios. Las primeras valoraciones son positivas.

Los trenes TALGO Altaria desarrollan una velocidad de 220 kilómetros por hora y, según todas las previsiones, serán los utilizados para la conexión directa de Huesca con Madrid.

Van a continuar esta semana las pruebas de la línea Zaragoza-Huesca cuya puesta en servicio está prevista para las próximas semanas. Se van a ir alternando con convoyes diésel y eléctricos.

Fomento sólo desplazaba este lunes hasta la capital oscense la máquina del TALGO Altaria, entrando tímidamente al mediodía hasta el inicio del andén de la estación ferroviaria para partir hacia Zaragoza unos segundos más tarde.

Los presentes, algunos esperaban desde primera hora de la mañana, reconocían que si la frecuencia de trenes es adecuada y los precios ajustados utilizarán la Alta Velocidad.

Los había también aficionados a los temas ferroviarios, reconociendo que ?hay que tener mucha voluntad para no desanimarse en la provincia de Huesca?. También reconocían que algo está cambiando en los últimos años en el trato del Gobierno central hacia el Alto Aragón en materia de comunicaciones.

Las pruebas no sólo se están haciendo con un TALGO Altaria sino también con un TRD (Tren Regional Diésel) que desarrolla una velocidad de 160 kilómetros por hora. Se baraja la posibilidad de su uso para conectar Zaragoza con Canfranc, ya que modificaría su ancho internacional por ibérico en el intercambiador construido en Huesca.

Comentarios