El problema del Hotel San Ramón de Barbastro llega a las Cortes de Aragón

La diputada del Grupo Parlamentario Chunta Aragonesista, Nieves Ibeas Vuelta, de acuerdo con lo establecido en el artículo 194 del Reglamento de las Cortes de Aragón, pregunta a la consejera de Educación, Cultura y Deporte la opinión que le merece al Gobierno de Aragón las actuaciones que han conllevado a la destrucción de elementos sustanciales de la fachada del antiguo edificio del Hotel San Ramón de Barbastro, y qué medidas de protección y de sanción se van a tomar al respecto.

Pregunta que traslada a la consejera en la comisión de Educación y Cultura, con el objeto de conocer su opinión y saber las medidas concretas de protección y, en su caso, de sanción que piensa poner en marcha el ejecutivo autónomo para garantizar el cumplimiento de la aplicación de la Ley de Patrimonio de Aragón, en defensa del conjunto del antiguo Hotel.

El Hotel San Ramón de Barbastro es uno de los pocos ejemplos que quedan del modernismo catalán en Aragón. El Director General de Patrimonio Cultural, a propuesta del Jefe de Servicio del Patrimonio Histórico-Artístico, acordó declarar como Bien Inventariado y su inclusión en el Inventario del Patrimonio Cultural Aragonés.

La Historia del Hotel San Ramón se remonta a 1904 cuando Don Ramón Bosch decide fundar un hotel. El edificio que servirá para alojarlo es una antigua casa solariega probablemente del siglo XVIII (de la que, al parecer, quedan unas pinturas) transformada al efecto en 1914. El empresario hotelero decide transformar el interior, dotándolo del más exquisito confort al estilo modernista con la aspiración de ser un establecimiento de alta calidad tanto por sus instalaciones como por su servicio: fue uno de los primeros establecimientos hoteleros de Aragón que contó con teléfono en las habitaciones, servicio de llamada automática y baño.

Comentarios