El Fútbol Base de Jaca no pasa por su mejor momento

A pesar de contar con un centenar de chavales repartidos por los seis equipos del CF Jacetano, no es el mejor momento para el fútbol base de la ciudad, y es que al descenso en el número de practicantes de fútbol hay que añadir el contínuo retraso en el fin de las obras del campo anexo al Oroel.

El responsable y coordinador de las categorías del fútbol base del CF Jacetano, José Antonio Torres, ha señalado la importancia del fútbol base en la ciudad de Jaca, ya que el primer equipo del Jacetano está formado íntegramente por jugadores de la cantera, sin embargo Torres reconoce que desde hace unos seis años los equipos inferiores no gozan de la mejor salud, y para remediar esto, hay que tener el campo anexo al Oroel disponible cuanto antes.

Las obras del campo anexo, que realiza el Ayuntamiento de Jaca, debían estar finalizadas a principios de octubre, pero esa fecha ya ha pasado y el campo no está listo. La adversa meteorología ha contribuido a que las obras se retrasen y en estos momentos están paralizadas. Esto lleva, por ejemplo, a que los más pequeños realicen sus entrenamientos en el parking del campo de fútbol, algo que según Torres ?crispa los nervios cada día más, porque tanto padres, como chavales, pasando por técnicos responsables, entrenadores y directiva no entienden que las obras se demoren tanto?.

Además, el retraso de las obras ha provocado que el proyecto de crear una liga local escolar de fútbol 7 no vea la luz, porque la idea era que los chavales de esta modelidad dispusieran de un campo en el que jugar los domingos por la mañana. Así este proyecto tendrá que esperar,con total seguridad, hasta el próximo curso para desarrollarse.

Los responsables del fútbol base de Jaca han expresado sus deseos de que el campo anexo al Oroel vea la luz lo antes posible y con óptimos resultados, para que no se repita la mala experiencia con el césped que se plantó en el verano de 2002.

Comentarios