El agua de Huesca sigue sin ser potable

2003111210 agua grifo.jpg

Los populares dicen que el Alcalde ha ocultado esta información a la ciudadanía. En este último mes, ha señalado el Grupo Municipal Popular, el agua de boca de Huesca ha sido durante numerosos días no potable, sin embargo no ha habido notificación al respecto por parte del Ayuntamiento de Huesca. El Grupo Popular dice que ha obtenido esta información gracias a los análisis que diariamente hace el Servicio Aragonés de Salud. Por su parte el equipo de gobierno ha indicado que no se ha ocultado información y ha convocado para hoy jueves una comparencia ante los medios de comunicación para dar a conocer a los vecinos su postura sobre el tema.

Tras esta denuncia del PP , el PSOE en el Ayuntamiento de Huesca emitia ayer una nota en la que señala que, según los valores de los análisis del agua de boca de la ciudad estos desaconsejan el consumo de agua de boca por superar el índice marco referencial de turbidez.

El valor paramétrico máximo de potabilidad fijado en el Real Decreto 140/2003 -que establece los criterios sanitarios de calidad de agua de consumo humano- para la turbidez en la red de distribución es de 5 U.N.F. Así, el agua no ha sido potable el 3, 5, 6, 7 y 10 de noviembre y, sin embargo, no se ha dado aviso a los ciudadanos sobre este extremo.

Al parecer esta situación se ha agravado en determinadas zonas de la ciudad como en el entorno de la avenida Pirineos, en Martínez de Velasco, el Casco Viejo o en el Polígono 25. En alguno de estos puntos se han llegado a detectar parámetros de turbidez que sobrepasaban 5 veces la concentración permitida.

Añaden desde el PP que el Ayuntamiento de Huesca tampoco advirtió de los problemas de potabilidad los siguientes días: 14, 15 y 16 de octubre y el 9 de septiembre, cuando el Fernando Elboj era conocedor de la situación.

Pero en los análisis del Servicio Aragonés de la Salud a los que han tenido acceso el Partido Popular, existe uno de ellos, el del 2 de septiembre, en el que la calificación microbiológica fue no potable, algo que hasta la fecha no había ocurrido en Huesca ya que cuando se ha hablado de la no potabilidad del agua hasta ahora se hacía referencia exclusivamente al incumplimiento de un parámetro organoléptico, pero no sanitario como en este caso.

Desde el equipo de gobierno municipal, aseguran que el Ayuntamiento no ha ocultado información.

Eso sí, Luis Felipe reconocía que se han podido registrar problemas concretos de potabilidad pero ha insistido en que no se ha ocultado información.

Comentarios