Los paneles informativos harán más seguro el viaje hacia las estaciones de esquí

2003111515 panel autovia.jpg

Tras dos años, las obras de señalización y gestión de tráfico en la cuenca de la N-II de acceso a la zona central de los Pirineos han concluido. De esta forma, el Centro de Control de Tráfico de Zaragoza tendrá bajo su vigilancia esta importante vía de acceso a Europa y a una de las zonas de ocio más importantes que tiene Aragón durante los meses de invierno, la estaciones invernales de esquí. El coste de toda la instalación ha ascendido a más de nueve millones de euros.

Las nuevas instalaciones se han centrado en la A-2, en el tramo de Ateca a Zaragoza; la N-330, desde Zaragoza hasta Canfranc Estación; la N-240, de Huesca a Barbastro; la A-138, de Barbastro hasta el acceso a Francia por el túnel de Bielsa; la N-260, desde Boltaña hasta Cotefablo y desde Biescas a Sabiñánigo y, por último, la A-136, desde Biescas a Francia por Formigal.

Con el nuevo servicio, estas vías están ahora provistas de 35 paneles de señalización variable, 36 unidades de sensores de variables atmosféricas, 48 unidades de estaciones de tomas de datos de tráfico, once cámaras de televisión de circuito cerrado, 30 postes de auxilio por fibra óptica y 447 kilómetros de cable de comunicaciones y energía.

El director general de Tráfico, Carlos Muñoz Repiso, aseguraba en la presentación en Zaragoza que en los lugares en los que se han instalado estos sistemas ?han disminuido los accidentes, aunque sería osado por mi parte decir una proporción?, asegurando que ?un conductor mejor informado es un conductor más seguro?. Muñoz se ha comprometido, por otro lado, a incluir en los próximos presupuestos de infraestructuras para 2004 la equipación con estas instalaciones en la carretera que lleva a Benasque, el único acceso al norte de Aragón que todavía no cuenta con ellas.

Por último, Carlos Muñoz ha desmentido que este sistema se utilice como forma de controlar y castigar a los infractores. ?Aunque técnicamente es posible, tendríamos un problema legal si lo intentáramos?, ha advertido Muñoz. La ley de datos prohíbe el uso de estos registros para denunciar a los conductores que infringen las normas de seguridad vial. Sin embargo, sí se contempla su uso para aclarar las causas de posibles accidentes que hayan ocurrido.

Comentarios