El Hospital de Jaca no entra en las preferencias de los anestesistas

La búsqueda de un anestesista para el Hospital de Jaca , tras el fallecimiento reciente del doctor Basan, no va a ser un camino fácil. Este centro sanitario, por sus condiciones, no se encuentra precisamente entre los preferentes por estos profesionales que no abundan en nuestro país. El hecho de que el centro no se encuentre dentro de la red pública sanitaria, es un argumento contundente para no solicitar esta plaza.

Los quirófanos del hospital jacetano siguen cerrados, teniendo que desviar todas las intervenciones a San Jorge en Huesca. En nuestra provincia, hoy por hoy, hay 17 anestesistas, seis de ellos en Barbastro y once en Huesca, todos ellos acogidos al Salud. El hecho de que Jaca no se encuentre en su totalidad bajo el paragüas de esta red pública, supone para los profesionales el no poder acumular puntos y la promoción profesional. A todo esto hay que sumar la falta de aparataje adecuado , sueldos más bajos y el que sea un solo anestesista el que deba estar 24 horas al día 365 dias al año.

Enrique Morros, anestesista de San Jorge, recuerda este extremo señalando que no va a ser fácil encontrar un especialista para Jaca.

La solución, en cualquier caso, deberá de ser política y los expertos apuntan a que sea el Salud quien envíe anestesistas suyos ,que acudieran a Jaca a turnos sin perder su derecho a los puntos y las ventajas de la red pública. Se trata de una profesión para la que hace falta una preparación intensa y continuo reciclaje y que, en nuestro país, cuenta con grandes huecos como en Cataluña donde faltarían entre 100 y 150 anestesistas.

En las últimas décadas los anestesistas han visto evolucionar la profesión vertiginosamente con nuevas y más seguras medicaciones, nuevos aparatajes, visitas pre anestesias, la universalización de la epidural o las unidades del tratamiento del dolor, como la que va a ponerse en marcha en Huesca.

Comentarios