Cara y cruz para Peñas y Monzón en la liga EBA

2003111515 lores.jpg

El Peñas CAI Huesca caía en la pista de Hospitalet por 84-73 y el Cosehisa Monzón ganaba con mucho sufrimiento al Figueras por 84-82. En el caso de los peñistas ven frenada su escalada a los primeros puestos y el Monzón respira tras dos derrotas consecutivas que le habían llevado a la parte baja de la clasificación.

El conjunto de Carlos Lorés perdía contra un rival directo en la lucha por las posiciones de play-off de ascenso y lo hacía tras un partido en el que de nuevo en los últimos minutos la actuación arbitral fue más que discutida. Esta situación, que se ha repetido en los últimos desplazamientos a Cataluña, pone de manifiesto que en esta conferencia no es nada fácil ganar lejos de tu pista y que los colegiados tienen cierto tinte casero cuando los partidos se complican.

Para el Peñas CAI, la derrota en Hospitalet es un freno a las aspiraciones de estar metido de lleno en la cabeza. El partido no comenzó bien y es que la semana de entrenamientos ha sido muy movida por las bajas y también se notó en el desarrollo del juego. Incluso el técnico Carlos Lorés viajó a Hospitalet, aunque no en las mejores condiciones. El Peñas fue capaz de remontar hasta 16 puntos y meterse de lleno en el partido en el tercer cuarto. Fue en el último, en el momento de la decisión final, cuando las decisiones de los árbitros volvieron a ser claves, como sucedió en Navás. Al final once puntos de diferencia (84-73) para el Hospitalet que salió muy motivado ya que sabía que una victoria ante el Peñas puede tener un valor doble al final de la liga regular.

El objetivo ahora de los oscenses es recuperar a todo el mundo y afrontar de la mejor forma posible las próximas jornadas donde hay que intentar recuperar posiciones en una clasificación que se mantiene igualada.

Por su parte, el Cosehisa Monzón ganaba con muchos apuros al Figueras por 84-82. Sufrieron mucho los de Sito Alonso que se jugaban mucho en el partido ante los catalanes. Las numerosas bajas que también tenían los montisonenses se notaron en exceso y el equipo estuvo muy espeso durante muchos minutos lo que contribuyó a que Figueras pensara en la victoria, que finalmente se quedó en casa. De esta forma, Monzón rompe una racha negativa de dos derrotas consecutivas.

Comentarios