La Comarca de los Monegros rindió un homenaje al sector del arroz

200311011 homenaje arroz 009.jpg

Este cultivo desempeña una labor socioeconómica y medioambiental fundamental en la zona, donde se registra más de la mitad del total de hectáreas de la provincia oscense.

La Comarca de Los Monegros rindió este viernes por la noche en Sodeto un homenaje a dos agricultores del arroz, pioneros en este tipo de cultivo en la zona: Enrique Climent y Bernardino Sánchez, de 65 y 75 años, respectivamente, que ya han cumplido sus bodas de oro en la plantación de este cereal.

Un entrañable acto en el que se recordó los duros comienzos de este cultivo en los años cuarenta en la zona. Climent heredó la tradición de su padre, valenciano que llegó hasta Lalueza para poner en marcha este cultivo. Desde niño trabajó duro en los campos, plantando a mano, labrando con mulas y recolectando con hoz. Su pasión por el arroz nació pronto y en cuanto tuvo oportunidad empezó una nueva explotación en San Lorenzo de Flumen. Dijo que ?el arroz se mete en la sangre?. Al igual que Bernardino Sánchez, un veterano agricultor que comenzó desde muy joven, a principios de los años 40, cultivando arroz en Tramaced, donde el canal del Flumen había permitido la puesta en regadío de algunos campos. Cuando se inauguró el pueblo de Sodeto, se trasladó allí y continuó también con plantaciones de arroz en Selgua, en unas tierras que por salobres nadie quería cultivar. ?Tengo que ir todos los días a ver como están los campos porque no puedo vivir sin el arroz?, aseguró Bernardino.

Los homenajeados recibieron de manos del presidente de la Comarca de Los Monegros, Manuel Conte, y de la alcaldesa de Alberuela de Tubo, Rosa Pons, dos estatuas artesanales realizadas por el taller Restabler de Alberuela, que representan una espiga de arroz, junto a una escalera de seis peldaños, que simboliza la evolución de este cultivo en la comarca.

Conferencias: ?Evolución del cultivo del arroz en Monegros?

Antes de este homenaje, que supuso el colofón a la velada, tuvo lugar en el Salón Social de Sodeto unas conferencias sobre la ?Evolución del cultivo del arroz en Los Monegros?, organizadas asismismo por la Comarca de Los Monegros.

El consejero comarcal de agua y desarrollo, José Manuel Penella, fue el encargado de dar la bienvenida a los más de 80 asistentes a las conferencias y cena-coloquio que se celebró a continuación.

En su intervención, Penella destacó ?el papel fundamental que ha desempeñado el arroz en la comarca para mejorar las tierras, ya que se cultiva en terrenos salobres que no aceptan otro tipo de plantaciones?. Desterró falsos tópicos como que el arroz necesita mucho agua para su crecimiento y subrayó, además del papel económico, ?la importancia social que tiene este cultivo como factor de asentamiento poblacional en una comarca en la que se cultiva más de la mitad de las 8.000 hectáreas de arroz que se dedican en la provincia de Huesca?.

La primera de las conferencias corrió a cargo del ingeniero agrónomo del Departamento de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Aragón, Jesús Nogués, quien habló del binomio suelos salinos-arroz y del origen de la salinidad de los suelos de la zona desde un punto de vista geológico. Autor del mapa de suelos de los términos de Barbués y Torres de Barbués, explicó a los asistentes como a partir de estos mapas que recopilan la información sobre los suelos, se pueden obtener datos que sirven para acometer modernizaciones y ampliaciones de regadíos, modelos de ahorro de agua, posibles efectos de las ayudas de la PAC o la certificación de que el producto se ha obtenido con respeto medioambiental.

Nogués explicó que ?se generaría un importante problema económico y social si llegase el día que el arroz dejase de ser rentable y también un problema medioambiental gravísimo, por la erosión del suelo que se produciría?.

Por su parte, el ingeniero técnico agrícola y responsable de la Unidad de Estudios e Información del Servicio Provincial de Agricultura en Huesca, Eduardo Giménez, en su conferencia hizo un repaso histórico a la evolución de este cultivo, que ?ha cumplido 60 años en la provincia de Huesca?. Según Giménez, ?es en el año 1943 cuando oficialmente se registra el comienzo del arroz con la llegada de los nuevos regadíos?. Se comenzó con 28 hectáreas el primer año, hasta llegar al máximo de 10.536 hectáreas en 1997 y estabilizarse en las 8.000 hectáreas actuales. Alcolea de Cinca y Grañén, con medias de 1.000 hectáreas son dos de los municipios con más superficie dedicada al arroz en la provincia altoaragonesa. En el total de la producción final de cultivos, el arroz representa un 5 % en la provincia oscense y un 18 % en Los Monegros, según algunos de los datos expuestos por Eduardo Giménez.

Comentarios