La Comisaría aclara la actuación policial sobre la denuncia del centro islámico de Huesca

La Comisaría de Policía de Huesca ha emitido un comunicado a los medios de comunicación para aclarar la actuación policial en torno a la denuncia que el centro islámico Aboubacar presentó días atrás por un ataque sufrido en su Mezquita. En el comunicado se asegura que en relación a la información publicada en algún medio en la que se asegura que los Representantes del Centro Islámico han encontrado trabas para formalizar la correspondiente denuncia, la Subdelegación del Gobierno en Huesca quiere expresar que esa información es absolutamente inexacta y no se ajusta a lo sucedido.

En el comunicado se asegura que resulta lamentable que se afirme que en la Comisaría de Policía se esperaba la presencia de un representante de la Subdelegación del Gobierno, hecho que aseguran ?ni sucede nunca ni estaba previsto que se produjera para este hecho concreto?.

Con el fin de dar a conocer a la opinión pública la máxima transparencia de las actuaciones policiales sobre estos sucesos, la Comisaría de Policía ha elaborado el relato de los trámites de formalización de la denuncia que se ha transcrito en esta síntesis inlcuída dentro del comunicado:

?La denuncia se inició a las 10.03 horas de ayer, (tal como ha quedado registrado automáticamente en el ordenador de Comisaría en el momento que comenzó la redacción del atestado), y no a las 12.00 horas, como se asegura, argumentando que ?había que esperar a interponerla hasta que llegara un representante de la Subdelegación del Gobierno?.

El relato del trámite de formalización de la denuncia es el siguiente:

?En la madrugada del día 2 de los corrientes, aproximadamente a las 07,10 horas, se presentaron dos personas en la Comisaría para COMUNICAR que la Mezquita ?ABOUBACAR? de la calle Pedro Arnal Cavero, nº 8, había sufrido una rotura de cristales. El Inspector que les atendió en esos momentos, les indicó que se valoraran los daños sufridos y, que una vez conocidos, el responsable del Centro Religioso compareciera en Comisaría para formalizar la denuncia. (Esta circunstancia se recogió en algunos medios de comunicación).

Una vez conocidos los hechos, el citado responsable policial del servicio, comisionó a un Radio-Patrulla para que verificara los daños que se habían producido en la Mezquita; actuación policial verificadora que se realiza siempre que se comunica producción de daños, y que, en ningún momento, supone una negativa a recepcionar formalmente una denuncia, sino a posponerla para aportar datos que perfeccionen las diligencias policiales, que luego tienen que remitirse a la Autoridad Judicial.

El mismo domingo, día 2, sobre las 10,00 horas, compareció en la Comisaría el señor REPRESENTANTE de la Mezquita. Dicho señor dijo que venía a formular una denuncia como REPRSENTANTE del Centro Islámico, porque dos compañeros suyos habían estado antes comunicando unos daños sufridos en la Mezquita y se les había indicado que tenía que venir un responsable del Centro con ?las facturas de la reparación de los daños?. El policía que le atiende le indica que no se trata de facturas, sino de una valoración económica de los desperfectos sufridos. Ante ello, el Sr. REPRESENTANTE dijo que ya volvería cuando lo supiera, sin que en ningún momento indicara una postura de protesta por no formalizar la denuncia en ese momento.

El lunes, día 3, el Sr. REPRESENTANTE de la MEZQUITA recibe una llamada telefónica del algún miembro del ?Foro Municipal de la Emigración? de Huesca, quien le pregunta si ha formulado ya la denuncia de los daños sufridos en la Mezquita, contestándole que no porque la Policía le pedía que valorara los daños sufridos. El interlocutor del Sr. REPRESENTANTE le comunica que para denunciar los hechos no hace falta tener la valoración en esos momentos. El contenido de la explicación de este párrafo y del inmediatamente anterior, se fundamenta en una comunicación telefónica que el responsable de esta Comisaría ha mantenido con el Sr. REPRESENTANTE de la Mezquita a las 11,45 horas del día de la fecha, y que, por la misma no se ha recibido ninguna protesta ni queja del trato dado por la Policía en todas las gestiones realizadas en torno a la formulación de su denuncia. Sobre este particular, se deduce que la trascendencia y la utilización de los hechos denunciados por el Sr. REPRESENTANTE, no corresponde a su responsabilidad sino a terceras personas, con la intencionalidad que esta nota informativa no entra a valorar.

En el día de ayer, alrededor de las 10 de la mañana, se presenta en las dependencias policiales de esta Comisaría el citado REPRESENTANTE de la Comunidad Islámica de Huesca. Le atiende el Inspector Coordinador de Servicios, que lo recibe en la Sala donde se atienden todas las comparecencias de los denunciantes. El Sr. REPRESENTANTE de la Mezquita pregunta al policía si habían acudido más personas para gestionar la denuncia, contestando éste que, hasta el momento, no había comparecido nadie más.

Ante esto, el Sr. REPRESENTANTE dijo que quería esperar al resto del grupo. El Inspector le ofreció una salita de espera, pero el denunciante declinó el ofrecimiento, y manifestó que esperaría en la puerta de comisaría. Lo que hizo, hasta que, breves instantes después, volvió a entrar en compañía de otras dos personas que, al parecer, eran integrantes del ?Foro Municipal de la Emigración? de Huesca, con la intención, ahora sí, de comparecer como denunciante de unos daños sufridos en la Mezquita ?ABOUBACAR?. Al Sr. REPRESENTANTE se le tomó la declaración de su denuncia de daños.

Una vez comprobada la denuncia, mediante la lectura correspondiente por el interesado, se dio por finalizada, quedando registrada al número 2.110, indicando la diligencia de remisión que las mismas se remiten al Juzgado de Instrucción de Guardia nº UNO, y, copia de las mismas, al Ministerio Fiscal. En el atestado que recoge los hechos denunciados no se contienen ninguna clase de quejas o demandas por actuaciones policiales incorrectas o de desatención al público?.

Comentarios