Cartas al director: Carta en apoyo a los huelguistas de hambre

M. Antonia Antoranz Onrubia

En este mundo en que vivimos, falto de ética y regido única y exclusivamente por valores monetarios, la huelga de hambre que los afectados por la construcción de embalses en los Pirineos llevan a cabo es un ejemplo de generosidad y valor social que no puedo por menos de aplaudir publicamente.

¿Qué piden estas personas con esta drástica y penosa decisión?¿piden que les subvencionemos algo? ¿que se les mejore su patrimonio?¿ que les financiemos entre todos reformas que cambiarán sus territorios? No, nada para ellos.

Sólo piden que les escuchen, buscan llamar la atención de los medios de comunicación y de los ciudadanos para tener la oportunidad de explicar cual es la situación en que se encuentran estos territorios aragoneses que ya han sufrido la construcción de embalses que cambiaron otras tierras y enriquecieron a otras gentes.

Piden con su sacrificio que les dejen vivir en sus casas y en sus territorios, que les permitan vivir en su entorno, en su paisaje, que les dejen vivir en paz. No piden que se saque a los del llano de sus casas, ni que se modifique su entorno a costa de otras personas, piden , luchan, porque se conserven unos parajes de belleza incomparable que nos hacen gozar a todos y que nos permiten identificarnos con Aragón, piden que se analicen con equidad, mas allá del integrismo de los valores de la agricultura, las posibilidades económicas que tienen en la actualidad, y tendrán en el futuro, esos territorios a la vista de los servicios turísticos y de naturaleza que la sociedad demanda.

Se podrían dar mil razones para acompañar y apoyar esta huelga de hambre pero es suficiente el que su lucha nos beneficia a todos los que amamos la naturaleza y esa parte, que también existe, que es el Pirineo.

Comentarios