España, tan cerca, tan lejos...

Esto es, al menos, lo que se afirma en la prensa francesa en este viernes. Con motivo de algunas de las noticias escritas en relación con la cumbre hispano francesa de Carcasonne, la Dépêche du Midi presenta un artículo en el que se estudian las diferencias entre España y Francia, entre el norte de la península y el sur del país galo, entre Aragón y Midi-Pyrénées.

Se recuerdan hermanamientos de localidades o regiones como Estrasburgo y Khel, Luxembrudo y La Lorena, le Nord con Flandes, las Ardenas con Vallonie o Ginebra con Annemasse. En estos casos, afirman, se han convertido en verdaderas ciudades o regiones europeas sin fronteras. En este sentido, aseguran, la machaconería de los políticos sobre el acercamiento de Languedoc a Barcelona, o la amistad entre Gasconia y Aragón, no se agota desde hace veinte años. No faltan instituciones entre el Sudoeste francés y el Nordeste español: eurorregión, Comunidad de Trabajo de los Pirineos, C6 de las grandes ciudades, hermanamientos entre ciudades o valles... Estas estructuras se superponen. Pero, desgraciadamente, tras estas reuniones protocolarias, el contenido es pobre.

Las universidades y facultades de medicina han emprendido sólidos programas de intercambios. Los cerealistas de la región han encontrado una formidable salida en Cataluña. Languedoc intenta vender su agua del Ródano a Cataluña. EDG (Electricité de France) sigue intentando pasar a través de los Pirineos su corriente producida en Golfech... Desde hace 5 años, Midi-Pyrénées y Aragón intentan hacer avanzar el proyecto de la travesía central de los Pirineos por ferrocarril. Y eso, que desde la época de Franco, aseguran, el tiempo de trayecto entre Toulouse y Barcelona no ha disminuido ni un minuto, ya sea por Cervera o Puigcerdá. Las autopistas están saturadas, las compañías aéreas han renunciado a una línea regular entre Blagnac (el aeropuerto de Toulouse) y Barcelona...

A todo esto hay que añadir un cierto alejamiento cultural. La Dépêche indica que esto es una paradoja cuando el 20% de los habitantes de Toulouse o el 28% de los de Aude y Altos-Pirineos son de origen ?tras los montes?, tal y como se dice allí. Y sin embargo, los métodos de venta, la organización del trabajo, la formación, los sistemas de banca y seguros, la fiscalidad,... todo nos separa. A la vista de todo ello, finalizan el artículo con una triste aseveración: ?España, tan cerca, tan lejos...?

Comentarios