Carcassonne: “Cumbre de dilaciones”

2003110707 giles de robien.jpg

La palabra "estudio" sigue siendo la primera premisa en todas las negociaciones de España y Francia a la hora de hablar del Canfranc y Vignemale. La cumbre de Carcassonne no ha servido para resolver ninguna de las dudas que planean sobre los proyectos ya que no se ha dado a conocer ningún compromiso formal y todo van a ser estudios. No es nuevo este extremo ya que en enero el ministro francés Gilles de Robien ya dijo que no entran en sus planes el Canfranc, ni el Vignemale, ni la carretera del Valle del Aspe.

Descontento es la palabra que resume el sentir de los colectivos que abogan por la reapertura del Canfranc y por el paso del Vignemale ante el resultado de la cumbre hispano francesa de este jueves. Todo ello por la falta de acuerdos formales; únicamente destaca el inicio en 2004 del estudio de una travesía de alta capacidad por el Pirineo central y la prioridad que se da a la ejecución de obras de modernización de la carretera RN 134 por el Valle del Aspe, que da acceso al Túnel de Somport por la vertiente gala. La falta de renovación de los acuerdos alcanzados en Santander respecto al Canfranc no ha sorprendido a la Coordinadora para la Reapertura del Ferrocarril Canfranc-Olorón (CREFCO).

En cuanto al Vignemale, desde CREFCO se apunta que Aragón no se puede conformar con la elaboración de un estudio, ya que ?con el Canfranc venimos viviendo de estudios durante treinta años?.

Francia ha vuelto a demostrar su escaso interés en la potenciación de las comunicaciones transpirenaicas, especialmente por el centro de la cordillera. Era el propio presidente del Gobierno español, José María Aznar, el que trasladaba al jefe del Estado francés, Jacques Chirac, la importancia de permeabilizar el Pirineo por las relaciones comerciales existentes entre ambos países.

Respecto a las comunicaciones por carretera, España solicita la inclusión del proyecto Zaragoza-Somport-Pau en la lista de los proyectos prioritarios de las Redes Transeuropeas de Transportes. Por su parte, Francia se compromete a impulsar la modernización de la carretera que pasa por el Valle del Aspe y que permite llegar al Túnel de Somport por la vertiente gala.

Comentarios