El nuevo Obispo podría ser ordenado antes de Navidad

Eso, al menos, es lo que se prevé, con Jesús Sanz Montes recién nombrado obispo de las diócesis de Huesca y Jaca. En principio no existen plazos estrictos con respecto a la ordenación, aunque existe toda una serie de pasos que deben darse.

Ahora, tras el nombramiento, el nuevo obispo dispone de un par de meses de permiso, como máximo, para situarse y conocer la realidad de sus diócesis. Es evidente que Jesús Sanz visitará las ciudades de Huesca y Jaca, aunque lo hará en visita privada. Responsables de las diócesis han indicado que será entonces el momento de mantener reuniones con el consejo presbiteral, que es el encargado de llevar adelante todas las cuestiones religiosas, o con el cabildo catedral. Podría aprovechar para conocer algunas parroquias o localidades de ambas zonas, así como las ciudades de Huesca y Jaca.

Mientras tanto, hay que preparar la ceremonia consagración como obispo. En principio, todo apunta a que se celebrará en la Catedral de Huesca. La fecha todavía no se ha fijado, evidentemente, pero el vicario general de Huesca, Agustín Catón, ha afirmado que el acto se podría llevar a cabo a mediados de diciembre, con toda probabilidad antes de Navidad. Será un domingo, y todavía hay que decidir si la ceremonia se celebrará por la mañana o por la tarde. Unos días después, se celebrará un acto similar en la Catedral de Jaca.

Es todavía muy precipitado intentar fijar fechas. El nombramiento es muy reciente, y el nuevo obispo llega sin experiencia pastoral. De ahí, el trabajo que van a tener las diócesis de Huesca y Jaca, en las próximas semanas, con sus vicarios generales, Agustín Catón y Fernando Jordán, al frente.

Comentarios