La mejora interna y la eficiencia, objetivos para el 2004 para Ibercaja

El Director General de Ibercaja, Amado Franco, ha afirmado ante la Asamblea General que ?el año 2004 se plantea nuevamente para la Caja como un año dedicado a la mejora interna desde el punto de vista de la eficiencia y del aprovechamiento de los recursos?.

Amado Franco ha dibujado el entorno económico en que nos estamos moviendo que, realmente, es poco favorable para las entidades financieras, especialmente en lo que se refiere a la capacidad de crecimiento de sus resultados por efecto de la adaptación de los márgenes a los reducidos niveles de tipos de interés a los que se ha llegado en meses recientes.

Para explicar el escenario donde se está desenvolviendo todo el sistema financiero, el Director General de Ibercaja retomó una parte de su intervención en la pasada Asamblea Ordinaria, donde señaló que las cuentas de resultados de las cajas de ahorros experimentarán un cambio, debido a la pérdida de peso de los márgenes procedentes de la actividad típica de intermediación a favor de los ingresos de carácter no financiero, unido a un ajuste de los gastos de estructura.

También en su discurso ante los consejeros generales ha insistido en varias ocasiones sobre el fenómeno de la desintermediación, materializado en la captación de recursos de ahorro a través de fórmulas que no se apuntan en el pasivo y, por tanto, aportan margen de beneficio, pero no financiación al balance de las entidades.

Este hecho, unido a la expansión del crédito durante los últimos años ha transformado los balances de las entidades financieras, que han precisado recurrir a mercados diferentes a los habituales en busca de recursos para su crecimiento.

?En este contexto ?ha afirmado el Director General- la gestión de la liquidez y de los recursos propios son aspectos claves para garantizar el crecimiento sostenido de las entidades financieras?, teniendo en cuenta que se está consolidando el fenómeno de la desintermediación como lo demuestra el auge de los fondos de pensiones, seguros y otras formas de canalización del ahorro privado.

Las prioridades para el próximo ejercicio, en palabras del Amado Franco, están centradas en el mantenimiento e incremento de los márgenes de los productos y optimizar la estructura de crecimiento de los recursos de clientes.

En segundo lugar se debe potenciar el crecimiento de los recursos reduciendo su diferencia respecto al aumento del crédito, e igualmente reducir las diferencias existentes entre la zona tradicional y de expansión, aumentando la presencia de la Caja en el mercado nacional.

Un tercer objetivo señalado es continuar con el desarrollo de las acciones que permitan potenciar a medio plazo los ingresos de carácter no financiero, mediante el impulso de nuevas actividades en el campo de los servicios y la creación de nuevos productos complementarios de la gama de Ibercaja en el ámbito del Grupo Financiero.

Otra de las prioridades es la reducción de los costes de transformación, con el reto inexcusable de conseguir un crecimiento de los gastos muy moderado.

Y, por último, la gestión de la actividad financiera orientada a evitar un deterioro de la calidad del riesgo y que los recursos propios se mantengan en los niveles adecuados.

En su discurso ante la Asamblea General Ordinaria, Amado Franco, se ha referido también a los acontecimientos económicos más sobresalientes durante los nueve primeros meses del año, ha enumerado los proyectos más importantes de la Obra Social y Cultural, para, a continuación referirse a la evolución del negocio financiero de Ibercaja al cierre del tercer trimestre del ejercicio.

En cuanto a la cuenta de resultados hasta septiembre ha manifestado que ?ha venido determinada por la evolución combinada de unos resultados recurrentes, esto es, de la actividad típica desarrollada en la red de oficinas, que hemos de considerar positivos en el contexto que se han generado, y de unos resultados no recurrentes también positivos?.

Comentarios