440 parroquias esperan la llegada del obispo de Jaca y Huesca

Antes de su consagración como nuevo obispo de Huesca y Jaca, es de esperar que Jesús Sanz entre en conocimiento con quienes van a ser sus nuevas diócesis, con toda su realidad. El nuevo responsable eclesiástico tendrá a su cargo 440 parroquias, en las que trabajan 140 sacerdotes, a tiempo más que completo, debido a la falta de vocaciones, además de 12 arciprestazgos. Además, en ambas diócesis viven 125.000 personas.

Junto a ello, Jesús Sanz Montes tendrá ver hacer frente a ventas de inmuebles, algunos acondicionamientos, como el edificio de las Siervas de María, donde tendrá cabida la residencia de sacerdotes, o inversiones en iglesias. Los gastos de la iglesia en la diócesis de Huesca ascienden este ejercicio a 1.133.000 euros, unos 188 millones de pesetas, endeudándose en 66.000 euros, casi 11 millones de pesetas. Por su parte, el presupuesto de la Diócesis de Jaca es de 840.000 euros (140 millones).

Según el vicario general de la diócesis de Huesca, Agustín Catón, sumando los datos de Jaca y Huesca, éste es un territorio que, comparado con otras zonas sigue siendo pequeño.

En los últimos tiempos, la Diócesis de Huesca está poniendo en marcha un nuevo modelo de organización, intentando rentabilizar todos los esfuerzos y, sobre todo, la falta de sacerdotes. Para ello, desde hace unos meses trabaja en tres elementos fundamentales: la Unidad de Pastoral, la Zona de Pastoral y la Diócesis. Se trata de algo parecido a la administración civil, que se divide en pueblos, comarca y provincia. En Jaca el trabajo que realiza el Vicario Fernando Jordán tiene parecidas líneas maestras. Hay otro tipo de servicios que se van a hacer interdiocesanos, como la escuela de formación básica para seglares, que ha comenzado esta semana.

Comentarios