Economía y filosofía de vida motivos que llevan a la incineración

Monzón es la única localidad de la provincia que, hoy por hoy, cuenta con una empresa que, en sus instalaciones, tiene un horno crematorio. Desde hace poco más de año y medio, su gerente, ha comprobado que incinerar es una opción que, cada vez más, convence a los familiares. Sin olvidar que en la suma total de los gastos de un funeral, incinerar llega a abaratar entre seiscientos y mil doscientos euros del total.

Nuestro país es de los que todavía no eligen en mayoría está opción, tan solo un veinte por ciento lo hacen ,mientras que por ejemplo en Japón un noventa por ciento son incinerados. En nuestra provincia, sin embargo, las cifras futuras una vez instalado el horno crematorio en la capital, podrían subir.

Son las personas mayores las más reacias a esta opción mientras que, los jóvenes, lo tienen mucho más claro . En unas ocasiones por una filosofía de vida particular, en otras por decisión de la familia del finado que considera más ?higiénica? la incineración y en general porque , a pesar del traslado en el caso de que el horno esté fuera de la localidad donde ha fallecido, siempre es más económico.

Sólo en Zaragoza el 40 por ciento de los fallecidos son ya incinerados, mientras que en Huesca capital de los cuatrocientos servicios del año pasado ,tan sólo diez, eligieron esta opción. Desde la empresa montisonense se señala que, este dato, irá al alza en el momento en el que la capital cuente con su propio horno crematorio, algo en lo que ya está trabajando el ayuntamiento oscense.

Voces discrepantes ante esta opción ante la muerte, surgen como la del obispo de Urgell que defiende los entierros tradicionales y advierte que, con las cenizas, ?se pueden dispersar otros auténticos valores?. El obispo recuerda que el Código de Derecho Canónico señala que ?los fieles difuntos han de tener exequias eclesiásticas conforme al derecho?. Del mismo modo advierte que ?la Iglesia aconseja vivamente que se conserve la piadosa costumbre de sepultar el cadáver de los difuntos; sin embargo-añade- no prohíbe la cremación, a no ser que haya sidao elegida por razones contrarias a la doctrina cristiana?.

Comentarios