CHA pide la opinión de los responsables de las Denominaciones vitivinícolas sobre la nueva Ley del Vino

El grupo parlamentario de CHA en las Cortes ha solicitado la comparecencia ante la Comisión de Agricultura de los representantes de las Denominaciones de Origen aragonesas vinculadas a la vid y al vino para que expliquen ?su posición respecto a la nueva Ley estatal de la Viña y el Vino y cómo afectará esta regulación al desarrollo del sector en Aragón?. En la comunidad existen cuatro Denominaciones de Origen: Calatayud, Campo de Borja, Cariñena y Somontano.

La nueva normativa invade competencias autonómicas y afecta directamente a las Denominaciones de Aragón, por lo que el diputado portavoz de Agricultura, Salvador Ariste, considera ?necesario fijar posiciones ante el reciente anuncio del Ministerio de Agricultura de que va a iniciar conversaciones con las Comunidades Autonómas para negociar el desarrollo de esta ley?.

Ariste ya presentó el pasado 1 de octubre varias preguntas al Gobierno de Aragón referentes a la posible inconstitucionalidad de esta Ley 24/2003 de la Viña y el Vino aprobada por las Cortes Generales el 10 de julio. CHA fue el único partido en Aragón que en su día presentó enmiendas, que fueron rechazadas.

La Disposición Final segunda de esta ley incluye determinados preceptos cuya consideración como legislación básica plantea, según el diputado aragonesista, ?serias dudas de constitucionalidad, puesto que pueden vulnerar las competencias de Aragón en agricultura recogidas en el Estatuto de Autonomía?. Concretamente el artículo 35.1., en sus puntos 12 y 13, atribuye a la Comunidad Autonóma la competencia exclusiva en materia de agricultura, ganadería e industrias agroalimentarias, de acuerdo con la ordenación general de la economía.

Aunque este mismo artículo reconoce que, en lo relativo a Denominaciones de Origen, las competencias son compartidas con el Estado, ?hay legislación posterior que deriva esa competencia a las comunidades autonómas si éstas las asumen expresamente, como en el caso de Aragón?, explica el portavoz de Agricultura.

El consejero de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, por su parte, confía en que los aspectos negativos de la nueva Ley del vino puedan cambiarse algún día. Una ley que considera ?quita competencias a las Denominaciones de Origen, que han sabido ganarse por sí solas el prestigio. No estamos de acuerdo con los preceptos que marca la nueva Ley del vino, pero es algo que hay que aceptar?.

Comentarios