El juicio al joven acusado de las violaciones y el asesinato de Sariñena, visto para sentencia

2003103030 juicio sariñena-2.jpg

El juicio contra, Carlos A.F., de 27 años, acusado de violar a dos mujeres y asesinar a una de ellas, el 6 de enero de 2002, en la localidad oscense de Sariñena, ha quedado hoy visto para sentencia en la Audiencia de Huesca.

En el segundo y último día del juicio, han declarado ante la Audiencia Provincial de Huesca varios peritos de la Guardia Civil, así como el director del Instituto Nacional de Toxicología de Barcelona.

Los primeros técnicos de la Benemérita, a través de una videoconferencia con Madrid, han ratificado el resultado de los análisis de ADN realizados a la víctima de la violación. El semen extraído en el reconocimiento forense a la mujer que fue presuntamente violada en un bar de Sariñena coincide con el ADN que se obtuvo de una jeringuilla que fue utilizada por Carlos A.F. Según los expertos, la posibilidad de error es de ?una entre diez mil millones?.

También así lo ha corroborado el director del Instituto Nacional de Toxicología de Barcelona, que ha calificado las pruebas genéticas realizadas como ?irrefutables? y que demuestran la autoría del delito.

Asimismo, en la jornada de hoy se han desmontado también algunos detalles dados por el acusado en cuanto a la muerte de Feliciana Plaza. Los agentes de la Guardia Civil que estuvieron presentes en el lugar de los hechos en el momento del hallazgo del cadáver han descartado que la muerte de la anciana se produjera por un golpe fortuito en la cabeza, al resbalar en un escalón, tal y como dijo Carlos A.F. en su testimonio a su abogado defensor.

Los investigadores han indicado que el cadáver presentaba numerosos golpes en la cabeza, así como tres lesiones en el aparato genital, lo que vendría a demostrar que también se produjo agresión sexual, algo que la Defensa no ha admitido.

Tras las declaraciones, el fiscal solicita un total de 48 años de prisión para el procesado, es decir 14 y 15 años por las agresiones sexuales a Teresa Camón, de 46 años, y a Feliciana Plaza, de 79 años, y 19 años de cárcel por el asesinato de esta última.

Por su parte, la defensa pide 16 años de cárcel, 6 por la violación de Teresa Camón y 10 años más por la muerte de Feliciana Plaza, que considera homicidio, y que sea absuelto de agresión sexual en este caso.

En la segunda y última sesión celebrada este jueves, las partes han expuesto sus conclusiones. La defensa del acusado, que ha reconocido que éste agredió sexualmente a Teresa Camón en un bar de Sariñena y que dio muerte a la anciana Feliciana Plaza, negando que a ésta última la agrediera sexualmente, ha centrado su exposición en la reducción de la pena, alegando la condición de toxicómano de su patrocinado.

El abogado defensor, Saúl Gazo, manifestó que "ha quedado suficientemente claro que es consumidor habitual y esto afecta a sus facultades psíquicas, que le hace cometer delitos como los que han tenido lugar".

Gazo añadió que el hecho de que el acusado se haya arrepentido de dar muerte a la anciana Feliciana Plaza no tendrá gran relevancia en la sentencia final, y concretó que "a efectos de la sentencia no tiene mayor importancia, la tiene más el hecho de calificar como homicidio o asesinato y en mi opinión no concurre la alevosía, por lo que la pena por ello debe ser inferior a lo que solicita el Ministerio Fiscal".

Por su parte, el fiscal jefe de la Audiencia de Huesca, Felipe Zazurza, entiende que el acusado actuó con alevosía, por lo que califica los hechos de asesinato, y considera que la condición de toxicómano de Carlos A.F. no ha quedado acreditada. Expuso que "ningún perito en el juicio ha dicho que está condicionado. El informe forense dice que tiene un trastorno de personalidad, pero creo que queda clara la conciencia de sus actos".

Comentarios